Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Reguladores investigan venta de deuda hipotecaria

| Sábado 05 enero, 2008



Reguladores investigan venta de deuda hipotecaria


Washington- Los reguladores de Estados Unidos, inquietos por si las firmas de intermediación pudieran haber vendido a clientes activos financieros que generaron pérdidas por estar vinculados a hipotecas de alto riesgo, están pidiendo información sobre cómo se comercializaron las inversiones, dijo una persona familiarizada con la situación.
La Financial Industry Regulatory Authority (FINRA), que regula a 5.100 intermediarios financieros, envió el pasado 14 de diciembre cartas a más de una docena de firmas que vendieron deuda respaldada con hipotecas (CMO, según sus siglas en inglés), un tipo de activo vinculado al pago de los créditos hipotecarios, dijo la fuente, quien declinó ser identificada porque la investigación no es pública. Una de las cartas pide las hojas de cálculo sobre ventas, material de promoción de los títulos, así como procedimientos y métodos por los que se ajustaron los productos a las necesidades inversoras de los clientes.
El aumento de las pérdidas de deuda vinculada a hipotecas está induciendo a los reguladores a examinar cómo las firmas de Wall Street valoraban y promocionaban los productos. La responsable ejecutivo de FINRA, Mary Schapiro, dijo en septiembre que la agencia estaba examinando las ventas de los productos respaldados con hipotecas a jubilados, y que había enviado una tanda de cartas pidiendo información sobre las operaciones.
“FINRA cree que esos productos son potencialmente riesgosos y complicados, y están preocupados sobre su idoneidad”, dijo Brian Rubin, socio en Sutherland Asbill & Brennan LLP, en Washington, que tiene clientes que han recibido las cartas de diciembre. Declinó identificarlos.
Las cartas de FINRA fueron anunciadas el miércoles en la página web del Wall Street Journal.
Las cartas enviadas por el regulador piden también material de formación, publicitario y otros documentos de ventas, y asimismo solicita información sobre cómo gestionaban los préstamos para que los inversores compraran los productos. También exigieron a las firmas un listado de clientes que se quejaron sobre las inversiones.
FINRA y otros reguladores estadounidenses han abierto un creciente número de investigaciones para conocer el grado de responsabilidad de Wall Street en las pérdidas incurridas entre inversores por los valores respaldados con hipotecas.