Foto 1
Enviar

 La depresión encabezada por China que está reverberando por los mercados globales podría empeorar, y si sucede eso, es entonces cuando los inversores deberían volver a las acciones, dicen analistas de Goldman Sachs.
Los estrategas de acciones son neutrales en relación a las acciones globales —y viene siéndolo desde agosto— pero dicen que cualquier caída adicional crearía oportunidades de inversión.
Prefieren las acciones europeas porque son más baratas que las estadounidenses, y las empresas de la región tienen perspectivas positivas de crecimiento de las ganancias.
Tras una corrección tan abrupta, desde el punto de vista de la tasación, hay que empezar a construir la contención que no se tenía a principios de diciembre. Realmente hay potencial para ofrecer un crecimiento de ganancias de casi 10%. A Europa le debería ir bien.
El índice Stoxx Europe 600 tuvo su peor semana en más de cuatro años y volvió a caer el lunes, con lo cual dejó su tasación en 14,2 veces las ganancias estimadas, la menor razón desde enero de 2015.
Pero el Banco Central Europeo está apoyando la economía y eso ayudará a las empresas de la región, compañías cuyas acciones operan a un nivel un 8% más barato que las de las empresas estadounidenses.
Goldman Sachs proyecta que el Stoxx 600 aumente 18% en relación al cierre de ayer en los próximos doce meses, casi el doble de las ganancias que estima para el índice Standard & Poor’s 500. La depresión de la semana pasada no cambió en nada su perspectiva.
El banco se muestra más alcista que los demás respecto a las ganancias para Europa. Proyecta un crecimiento de las ganancias del 8% para las empresas del Stoxx 600 este año, frente a un promedio del 5,7% entre las proyecciones de analistas compiladas por Bloomberg. Para 2017, prevé un alza de 10% en las ganancias.
¿Y cómo capear la turbulencia? Invierta en empresas de finanzas, alimentos básicos y servicios de salud, y en aquellas más relacionadas a la recuperación económica de Europa. Aquellas compañías podrían estar más protegidas de la tormenta en las acciones globales, según él.

Ver comentarios