Enviar
Jueves 21 Mayo, 2009

Realidad sobre el turismo

En los últimos días he venido siguiendo los importantes reportajes que viene haciendo el diario LA REPUBLICA sobre la situación del turismo en nuestro país, quisiera agregar a este análisis la situación que estamos enfrentando las agencias de viajes, sobre todo las pequeñas, que trabajamos en el nicho del mercado nacional.
Nuestra realidad no es menos preocupante que la de agencias grandes y sobre todo las receptoras.
Para ubicarnos en el tiempo y el espacio, les comento que nuestra principal fuente de negocios son los turistas nacionales y como es de esperar, nuestro nicho en muchos casos necesita financiamiento para poder hacer sus vacaciones dentro del país. Varios bancos, sobre todo los estatales, cuentan con líneas de crédito para esta actividad, pero las restricciones crediticias e inclusive más restrictivas en cuanto a crédito personal se refiere, sumadas a los altos intereses, ocasionan la contracción que estamos experimentando, y como consecuencia el efecto cascada que produce hacia otros prestadores de servicios, dígase hoteles, restaurantes y otros.
En un momento el financiamiento por la vía de la tarjeta de crédito, fue una opción, pero los intereses hacen imposible seguir trabajando con este recurso.
La campaña que lanzo el Instituto Costarricense de Turismo, desde mi punto de vista ha estado bien intencionada, pero no responde a una estrategia planificada dentro de un plan integral de promoción, lo que deja la campaña solitaria y con un efecto positivo muy reducido.
Sí es importante señalar que en otras circunstancias de mercado, las gestiones para conseguirles financiamiento a los costarricenses que querían hacer turismo dentro del país nunca fueron tan restrictivas como lo estamos viviendo en este momento. Bajo estos parámetros y no por ser pesimista, la próxima temporada verde, será un desastre para todo el sector.
Como comentario y en referencia al reportaje del lunes recién pasado, les cuento que como agencia hemos sido contactados por empresarios de Panamá, esto con la intención de que redireccionemos clientes nacionales hacia ese país, lo más interesante es que estos nos ofrecen fuentes de financiamiento para llevar un plan adelante y así llevar a los ticos a hacer turismo en Panamá.
No quiero concluir sin antes agradecer a LA REPUBLICA por ser parte en la búsqueda de soluciones a lo que ya se convierte en una crisis inmanejable sobre todo para las pequeñas empresas como nosotros.

Daniel Cordero