Reacción populista contra el comercio domina discurso del G-20
Pared que dice “Grupo de Servicio de G-20” en Hangzhou, China. Los líderes económicos globales intensificaron las advertencias de que el estado de ánimo populista es una amenaza para el comercio y el crecimiento. Bloomberg/La República
Enviar

Los líderes económicos mundiales intensificaron las advertencias referidas a que el ánimo populista que se propaga en numerosos países desarrollados constituye una amenaza para el comercio y el crecimiento, en tanto al margen de la cumbre del Grupo de los 20 surgen exhortaciones a que los gobiernos y las empresas luchen por mantener el flujo de mercaderías a través de las fronteras.
Christine Lagarde, directora ejecutiva del Fondo Monetario Internacional, instó a los responsables corporativos a presionar a los gobiernos para que aumenten los flujos en tanto advirtió acerca de la perspectiva para el crecimiento al adentrarse en 2017. Sus comentarios fueron reiterados por Roberto Azevedo, director general de la Organización Mundial del Comercio, en tanto Chrystia Freeland, ministra de Comercio canadiense, dijo que cabe preocuparse por el sentimiento proteccionista.


“El comercio es y ha sido demasiado bajo durante mucho tiempo”, dijo Lagarde a los dirigentes empresariales, mencionando un movimiento anticomercio en la política, las políticas y la opinión pública. “Si no hay comercio internacional, si no hay inversión multinacional, si los servicios, el capital, las personas y los bienes no cruzan fronteras, hay menos actividad para ustedes, hay menos empleos en el país donde tienen sus sedes”.
La advertencia de Lagarde surge en medio de una perspectiva más atenuada de crecimiento global y un impulso vacilante para el acuerdo comercial de la Asociación Trans-Pacífico liderado por Estados Unidos en los últimos meses del mandato del presidente Barack Obama.
“Los miedos que tiene la gente son reales”, dijo Freeland. “Si podemos demostrar que el comercio es bueno no solo para Wall Street o Bay Street o la City de Londres sino que es bueno para las pequeñas empresas, estaremos contribuyendo mucho a resistir al sentimiento proteccionista”.
Los líderes del G-20 sienten la presión de impulsar el crecimiento que el año pasado cayó hasta un 2,7% en sus economías, las cuales representan alrededor de cuatro quintos del producto interno bruto global. Se proyecta que el crecimiento bajará hasta un 2,4% este año para luego repuntar hasta el 3% el año próximo y el 3,1% en 2018, según economistas consultados por Bloomberg.


Ver comentarios