Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



NACIONALES


“Queremos ser los mejores y consolidar las marcas”

Fabio Parreaguirre [email protected] | Martes 14 junio, 2016

"Tenemos que irnos a los objetivos estratégicos del banco para nombrar los logros, avanzamos muy bien en el tema de marcas", dijo Paola Mora, presidenta del Banco de Costa Rica. Esteban Monge/LA REPÚBLICA


Un primer año convulso como presidenta del Banco de Costa Rica (BCR), fue lo que vivió Paola Mora los pasados 12 meses, hoy luego de ser ratificada por un año más en el cargo, mira hacia delante y desea ver al BCR como el mejor del sistema bancario.

¿Cuáles son los principales logros luego de un año?
Tenemos que irnos a los objetivos estratégicos del banco para nombrar los logros, avanzamos muy bien en el tema de marcas, fue un año novedoso, con una iniciativa propuesta desde la alta administración del banco.
El tema de Krystal es un logro pionero, sobre todo cuando tenemos un 48% de mujeres aún sin bancarizar, lo cual nos preocupa, y la marca ha sobresalido por el servicio y los productos que ofrece y adicionalmente por la función social que tiene intrínsecamente, adicional a esto cumplimos una meta importante en la reducción del gasto.
Eso fue con creces, un ahorro de casi ¢11,5 mil millones, con la renegociación de la convención colectiva, de igual forma las 280 salidas de personal que se hicieron de forma voluntaria por parte de personas que finalmente decidieron dejar el banco, son logros concretos.


¿Qué espera en esta segunda etapa?
Para este 2016, esperamos la consolidación de las marcas (Krystal, Esfera) seguimos con algunos proyectos que consideramos generarán importantes retos para el banco, clientes sobre todo en la banca retail que es el enfoque que quiere dar la alta administración a los negocios del banco, sin descuidar lo que es nuestra banca corporativa que la tenemos muy bien depurada, consolidada y sólida, con nueva visión, análisis de riesgo, es decir con un nuevo enfoque con el cual pudimos tener en el primer trimestre unas utilidades que nos dejan ser el primer banco con resultados importantes financieros.
Tenemos un buen vaticinio del año y cerrarlo de muy buena forma desde la administración hasta los números de utilidad del banco.


¿Qué ha sido lo más difícil?
En este primer año lo más difícil ha sido lidiar con temas de corrupción, porque eso tiene un efecto fuerte en lo que es el clima organizacional, produce un impacto a nivel del concepto que pueden tener la prensa y otros, surgen ataques grotescos, fuertes, directos hacia la alta administración y la junta directiva, que luego se personalizaron hacia mí.
He tenido que defenderme de acusaciones, estar en un tiempo de desgaste que tuve que afrontar, de forma exitosa finalmente, pero que no deja de quitar las energías en algunos temas.
Fue un año en que se puso mucho orden en la casa, así también por primera vez en la historia del banco se procedió a despedir sin responsabilidad patronal a un subgerente, eso no es nada bonito, pero las decisiones fuertes hay que tomarlas para enderezar el rumbo del banco, en cuanto a los temas éticos, de normativa, en cuanto al respeto de lo que internamente esperamos de los funcionarios.


¿Fue un año difícil para usted y el banco en lo político, al final sale fortalecida?
Es un reto, considero que el banco nunca ha tenido una situación tan violenta y personalizada de estar un año batallando en una nebulosa que básicamente exponía públicamente al banco, una vez que pasas eso, debe uno tener la cabeza fría, ahora las aguas volvieron al nivel, hay que enfocarse en los negocios, en la estabilidad del banco, en seguir en la contención.
Ahora vamos con el tema del salario base más los pluses, que es un tema importante, es la mejor manera, no queremos un ambiente hostil para trabajar junto con los trabajadores y consideramos que eso es un gran reto.


¿Sintió el apoyo de su junta directiva?
Agradezco la confianza que la junta directiva ha puesto en mí, pues a pesar de que el primer año fue tan convulso, de esa confrontación medida salió muy positivo el resultado, este año yo vengo con una mentalidad diferente, más de unir fuerzas, enfocarnos en el trabajo, esta junta directiva es muy unida, tiene un norte muy definido, mi cabeza no está en un tema de confrontación, pero eso no significa que no seremos fuertes en temas éticos y de cumplimiento que estamos obligados todos los que trabajamos en banca.
Esperaría que los ataques sean menores y que adicionalmente a eso haya un espacio para seguir trabajando y desarrollando todos los temas estratégicos que nos hemos planteado y lo que hacemos es un tema de seguimiento, para saber en qué enfocarnos y lograr las metas deseadas.


Repite Mónica Segnini como vicepresidenta. ¿Es un tema importante romper con la brecha de género en el BCR?
Tenemos un gerente general identificado con el tema inclusivo, es una persona que cree en el empoderamiento de la mujer, por el mérito en este banco existen mujeres muy capaces, el desarrollo de Banca Krystal es uno de ellos.
Para el caso de doña Mónica Segnini, quien es la vicepresidenta del banco, es un gran compromiso, estamos expuestas.
En mí caso, ha sido complicado porque si vemos los ataques a la gestión de una mujer que está al mando de una institución son más violentos, más groseros, uno tiene que cubrirse de un caparazón para entrar al tema como se debe, porque le cuestionan a uno la capacidad. Con organización cuando nos empoderan podemos realizar muchas cosas.


¿Cuál ha sido su principal aporte?
Mi mayor porte ha sido crear todos los espacios posibles para que puedan interactuar absolutamente todos los mandos de todos los niveles sin importar desde dónde se requiera una intervención para unir criterios, objetivos y proyectos.
Considero que esa es la cualidad que más me caracteriza, ese poder de sentar a todos a crear, creer, trascender.
No nos quedamos dando vueltas como organización, sino que realmente interactuamos en los diferentes mandos, eso permitió que la convención colectiva saliera fluida, con tranquilidad y confianza, para buscar el norte común y avanzar en los grandes temas.