Nunca les ha pasado que conocen a alguien por Facebook y al seguirl@ se divierten un montón con sus chistes, sus videos y comentarios, pero a la hora de conocerl@ en persona, resulta que su personalidad es seria y aburrida.

El primer comentario que se dibuja en nuestra mente es “que mae más raro” porque sentimos una disrupción entre lo que creemos y lo que “en vivo” es. Eso mismo les pasa a las marcas.

Todas las marcas tienen valores y promesas. Una experiencia de marca positiva se da cuando todos los stakeholders (todas aquellas personas que se ven afectados por sus actividades) de la marca convalidan estas promesas y valores.

No importa como lo hicieron, lo que les importa a estas marcas es ver si ese valor que ustedes asociaron con ellas, es uno correcto.

Para poner un ejemplo, Heinieken dentro de sus valores menciona detalles como: “bring joy to consumers…” “sponsorship of events that are important to them” y vemos en los siguientes ejemplos como “hacen más alegre” la vida de sus consumidores con acciones en medio de su estrategia de patrocinio de la “Champions League”.

Y esto no solo se traduce en campañas y estrategias creativas, según Forbes para el 2014 en el mercado estadounidense, a raíz del patrocinio de la “champions”, Heinieken había crecido un 3% en awareness de marca (notoriedad o conciencia de la marca) y en consideración de compra.

Comprendamos cuales son nuestros valores de marca y expongámoslos bien no solo en nuestra publicidad (para nuestros clientes finales y potenciales) sino en cada contacto con nuestros públicos de interés iniciando por nuestro público interno.

Que nunca tengamos que escuchar “que marca más rara”.
 

Ver comentarios