Enviar

El turismo, como lo desarrolla Costa Rica, ha sido hasta ahora bastante dependiente de lo que ocurra en los países cuya gente nos elige como destino. Ahora debemos mirar también hacia adentro y ajustar estrategias


¿Qué hacer?

Ante la celebración, una vez más, del Día Mundial del Turismo (ayer), volvemos al tema y a las estrategias que pretende desarrollar el sector para contar con más visitantes, debido a la difícil situación por la que atraviesa ocasionada por el lento crecimiento de la economía.
Los esfuerzos se pondrán en este momento en atraer turistas nacionales mediante la venta de paquetes de descuentos y la inversión conjunta de una campaña de mercadeo, como lo explica una nota de este medio el viernes anterior.
En este sentido, suponemos que deberá trabajarse con gran creatividad y valorando las condiciones que ofrece la competencia.
No podemos olvidar dos factores que parecieran importantes. Uno es el que nuestro país es un destino caro e incluso la circunstancia de que, debido a eso, muchos costarricenses prefieran pasar vacaciones o periodos de compras en el exterior.
Por otra parte, es un hecho que la golpeada clase media de este país está en peores condiciones hoy, en relación con otras épocas, para poder asignar una parte de sus presupuestos anuales a ir de vacaciones.
Esto probablemente obligará a hacerse varias preguntas e implementar paquetes al alcance de esas personas. ¿Descansa y se divierte igual el costarricense que el extranjero? ¿Prefiere hacerlo solo, en familia o en grupos de amigos?
El tema es de suma importancia por haber apostado fuertemente el país al turismo.
Por otra parte, habrá que actuar, como país, muy seriamente en aspectos que pueden alejar no solo al turista extranjero sino también al nacional.
Nos referimos al tema de la seguridad (y no solo en zonas con hoteles, si hablamos de turismo nacional) y al trato respetuoso y amable. Al riguroso aseo en las cocinas y en la manipulación de alimentos. A que los responsables de hoteles y restaurantes supervisen día a día estos aspectos, tan tomados en cuenta por el turista.
La atención debería centrarse mucho en estos aspectos y no solo en la campaña de mercadeo aunque esta es muy necesaria, desde luego.
El turismo, tal como lo desarrolla Costa Rica, ha sido hasta ahora bastante dependiente de lo que ocurra en los países en donde la gente nos elige como destino. Ahora debemos mirar también hacia adentro y ajustar estrategias.
 

Ver comentarios