Carlos Brenes, director de Alimentos y Bebidas junto al chef Erick Agüero, del Hotel Wyndham San José-Herradura.  Esteban Monge/La República
Carlos Brenes, director de Alimentos y Bebidas junto al chef Erick Agüero, del Hotel Wyndham San José-Herradura. Esteban Monge/La República

Quattro: La promesa de una experiencia inolvidable
El restaurante Quattro es de esos espacios que cuando se les conoce llevan al visitante a preguntarse por qué no se le descubrió antes.

Su propuesta gastronómica está inspirada en Italia, sin embargo su chef Erick Agüero propone algunas fusiones en el menú que le dan un toque de originalidad y lo lleva a desmarcarse de otros competidores.

Este espacio moderno con un toque de elegancia se ubica en el Hotel Wyndham San José-Herradura.

“Queremos que Quattro sea el lugar donde las personas quieren ir para compartir, un espacio del que las personas se lleven la idea que siempre encuentran un buen servicio y platillos elaborados con los mejores ingredientes frescos”, explicó Carlos Brenes, director de Alimentos y Bebidas.

Una maravillosa sorpresa al dejarse seducir por los platillos del chef es la sopa Puerto Viejo, una entrada para quienes disfrutan del tomate y los mariscos.

La base es una sopa de tomate, pero la magia está en la influencia caribeña con ingredientes como tomillo, leche de coco y un ligero aroma a chile panameño.

Con la primera cucharada el paladar vive una explosión de sabores. Tiene un buen balance en su textura, cuando se degusta se sienten todos sus ingredientes naturales y estos combinan muy bien con el camarón, pescado y mejillón que la acompañan.

El chef Agüero explicó que se trata de una reinterpretación de una receta del Caribe; luego de probarla no es difícil de entender por qué es una de las favoritas de los clientes del lugar.

Carlos Brenes les recomienda a quienes gustan de los platillos italianos que disfruten del risotto con camarones y zucchini. Este plato fuerte es una experiencia sensorial que comienza con la vista, sentido que se estimula con el contraste de colores y su hermosa presentación.

Luego es el turno del olfato, cuando los aromas de los camarones se combinan con el queso y finalmente al comerlo la mezcla de los trozos de zucchini “al dente” le añaden un crocante muy grato al disfrutar de esta generosa porción de risotto.

La oferta del lugar además está en constante evolución. En pocas semanas se renovará su menú para mostrar una mayor influencia del Mediterráneo en sus platillos, pero siempre manteniendo los que son predilectos de los clientes más fieles.

Quattro: La promesa de una experiencia inolvidable

Ver comentarios

Notas Anteriores