Enviar
Putin y Ahmadineyad se reúnen en Teherán

Presidente ruso sostuvo que apuestan por escenario mundial multipolar

Teherán
EFE

Vladimir Putin, presidente ruso, se entrevistó ayer en Teherán con su colega iraní, Mahmud Ahmadineyad, en una reunión que supuso la escenificación de un acercamiento entre ambos países que no dejaron de lanzar advertencias a Estados Unidos.
Tal ha sido el entendimiento entre ambos países, que Ahmadineyad ha anunciado la creación de un frente común ruso-iraní para “afrontar las amenazas actuales” tanto regionales como internacionales, según la agencia de noticias gubernamental iraní, IRNA.
Por su parte, Putin, señaló que tanto Irán como Rusia apuestan por un escenario internacional multipolar como alternativa al sistema propuesto por Estados Unidos.
“Estados Unidos no puede imponer un sistema unipolar porque ninguna potencia es capaz de resolver todos los problemas por sí sola”, dijo el presidente ruso, citado por IRNA.
De hecho, para Putin la situación actual en Irak y en Afganistán es fruto del “unilateralismo” estadounidense.
“Deberíamos intentar ayudar a organizaciones como la ONU, así como respetar las normas internacionales y códigos de conducta para tratar asuntos globales”, afirmó Putin.
Asimismo, se mostró en contra de la expansión de la OTAN porque no cree que sea capaz de hacer frente a amenazas actuales como el terrorismo internacional.
Según el presidente ruso, problemas como el terrorismo, el narcotráfico y los conflictos bélicos actuales deben resolverse reforzando la confianza entre los distintos países y no con una expansión de la OTAN.
En la que ha sido la primera visita oficial a Iran de un máximo dirigente del Kremlin desde 1943, ha quedado patente la buena sintonía entre ambos países, cimentada en los hidrocarburos, el armamento y, especialmente, su oposición a la política de Estados Unidos en el Golfo Pérsico.
Putin viajó ayer a Irán para acudir a la cumbre de países ribereños del mar Caspio, en donde pidió, además, a los asistentes que no permitan que su territorio sea usado como base por terceros para atacar a otros vecinos de este mar.
“No podemos dejar nuestra tierra a los demás para que ataquen a otros países ribereños del Caspio”, manifestó el presidente ruso, en aparente alusión a una eventual agresión estadounidense a Irán.
Además, Putin dijo que los países ribereños del Caspio (Rusia, Irán, Azerbaiyán, Kazajistán y Turkmenistán) no deben pensar en el uso de la fuerza para resolver sus diferencias acerca de ese mar, rico en petróleo.
En la reunión, Ahmadineyad propuso la creación de una asociación con fines económicos entre los cinco países ribereños del mar Caspio para promover “la paz y la seguridad en la región”.
Durante su visita, Putin trató también con las autoridades iraníes el asunto de la central nuclear de Busheher, cuya construcción se ha retrasado en varias ocasiones por los desacuerdos en ambas partes.
El presidente ruso aclaró que ese retraso en la conclusión de la primera planta nuclear iraní, en la que participan expertos rusos, “no tiene razones políticas”, pero no dio fechas para su reanudación.
En declaraciones a la Radiotelevisión iraní, Putin aseguró que “expertos de ambos países trabajan por resolver el asunto” (del retraso) y renovó el compromiso de la Federación Rusa para cumplir sus promesas.
En concreto, aludió al hecho de que el equipamiento de la planta de Busheher, comenzada en 1970, está anticuado desde la marcha de los ingenieros alemanes tras la Revolución Islámica, en 1979, y su necesaria modernización explica este nuevo retraso.


Ver comentarios