Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



NACIONALES


PUSC: “Liberación hipoteca futuro del país”

Esteban Arrieta [email protected] | Viernes 06 noviembre, 2015

“Este presupuesto es un despropósito en todo sentido, ya que aumenta el gasto y nos lleva a hipotecar nuestro futuro y de paso boicotea la posibilidad de nuevos impuestos”, dijo Rodolfo Piza, secretario del PUSC. Gerson Vargas/La República


Con la complicidad de Liberación Nacional, el país sería hipotecado en 2016, gracias a la aprobación de un presupuesto “despilfarrador” por más ¢8 billones, dice la oposición.
Diputados de varias fracciones cuestionan al PLN, por supuestamente haber cambiado de opinión en cuanto a los recortes presupuestarios de la noche a la mañana y darles sus 18 votos al PAC y al Frente Amplio, para que disparen el gasto un año más.
El aumento en el rubro de remuneraciones en un 18% para el sector público en dos años, el elevado déficit fiscal que se proyecta en un 6,4% del PIB para 2016 y el alza de ¢300 mil millones en gastos corrientes son algunas de las razones que llevan a otros partidos a lanzar sus dardos contra el PLN.
Esto, porque sin el apoyo de los verdiblancos, el gobierno no tendría los votos suficientes para validar el gasto que propone.
La molestia de los detractores de Liberación aumenta cuando señalan que la inflación para este 2015, no superaría el 1%, por lo que no es factible aumentar ni un ápice el plan de gastos.
“Este presupuesto es un despropósito en todo sentido, ya que aumenta el gasto y nos lleva a hipotecar nuestro futuro y de paso boicotea la posibilidad de nuevos impuestos”, dijo Rodolfo Piza, secretario del PUSC.
A pocos días de que el presupuesto se convierta en ley, el PUSC, Movimiento Libertario, Alianza Demócrata Cristiana y otras agrupaciones tratan de abrir el Plenario a Comisión para recortar unos ¢300 mil millones del gasto.
Sin embargo, el pacto entre el FA, Liberación Nacional y el oficialista PAC impediría que esto pase.
Las críticas son rechazadas por los verdiblancos, ya que existe un compromiso del gobierno de Luis Guillermo Solís, de recortar unos ¢50 mil millones, por medio de varios presupuestos extraordinarios que serían enviados al Congreso el otro año.
Por otra parte, defienden la negociación política con el PAC y el Frente Amplio, al considerar que sus detractores los cuestionan únicamente porque las elecciones de alcalde se llevarán a cabo en febrero.
Hace un año, Liberación fue uno de los partidos más críticos sobre el gasto del Gobierno, ya que el presupuesto aumentó en ¢1,3 millones entre 2014 y este año.
En aquella ocasión, Liberación incluso planteó un reclamo ante la Sala Constitucional por la manera como el Poder Ejecutivo logró imponer su deseo y aprobó el presupuesto, sin importar que fue rechazado el Plenario en varias ocasiones.