Logo La República

Sábado, 17 de agosto de 2019



EDITORIAL


Puertos de Limón requieren cambio

| Miércoles 17 junio, 2009




Desde la perspectiva económica, para el país es urgente que se amplíen y se modernicen los puertos actuales de Limón

Puertos de Limón requieren cambio


Los puertos de Limón mueven el 80% de las mercaderías que salen por vía marítima, por lo cual son los más importantes del país.
La situación hoy muestra que la actual infraestructura portuaria ha llegado al máximo de su capacidad y requiere una fuerte inversión y modernización.
Ante este panorama, el gobierno de Oscar Arias ha propuesto la concesión de los puertos para desarrollar, a través de la empresa privada, una nueva infraestructura capaz de soportar el crecimiento en la demanda de los servicios portuarios.
Este proyecto es coyuntural al denominado Limón Ciudad Puerto, que inyectará $80 millones para aprovisionar de las condiciones necesarias a la ciudad, a fin de mejorar su capacidad turística y por ende la calidad de vida de sus habitantes.
Desde la perspectiva económica para el país, es urgente que se amplíen y se modernicen los puertos actuales de Limón.
Para esto se requieren, según estimaciones, unos $812 millones, los cuales a través de una figura de concesión sería provistos por capital privado.
Por esta razón, la concesión se vislumbra como una solución oportuna, siempre y cuando se ejecute de una forma correcta.
En este sentido, lo primero es lograr una adecuada compensación para los trabajadores actuales y su eventual movilización laboral.
Segundo, la elaboración de un contrato de concesión que no vaya a presentar los problemas anteriormente sufridos en el país por este modelo de contratación, en retrasos que derivan un aumento de tarifas en perjuicio de los consumidores.
Tercero, la transparencia en el proceso de adjudicación del proyecto, donde exista una sana competencia entre las empresas oferentes y que su selección sea dada por idoneidad y no por razones espurias.
Cuarto, el control posterior para que las obras sean entregadas a tiempo y que se cumpla con la calidad ofrecida.
Quinto, la regulación para no pasar de un monopolio estatal a uno privado, con lo cual se asegure la competitividad internacional del servicio portuario en manos privadas.