Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



EDITORIAL


Proteger al agro es acertado

| Lunes 09 marzo, 2009



Proteger al agro es acertado


Desde hace bastante tiempo los países desarrollados ponen en práctica un nacionalismo económico que, por otro lado, aseguran no se debe aplicar.
Ahora que es evidente la importancia del agro como sector primario generador de empleo, las políticas gubernamentales deberían protegerlo como lo hacen los países del llamado Primer Mundo.
En Costa Rica la evidencia ya la leímos en LA REPUBLICA del jueves. El agro acoge hoy a los desempleados del sector de la construcción, ante la caída en el desarrollo de proyectos inmobiliarios, que se estiman en alrededor de 20 mil trabajadores durante 2008.
La actividad agrícola, convertida así en una tabla de salvación para buena parte de los desocupados, tiene otros efectos también, ya que la merma en la construcción ha significado que ahora en general no sea necesario contratar inmigrantes.
Asimismo, al encontrar trabajo en el agro puede que muchos jóvenes intenten encauzar sus esfuerzos en esa fuente de empleo disminuyéndose en alguna medida la sensación de desesperanza y el peligro de caer en la delincuencia y las drogas.
La demanda de personal para el agro se está dando principalmente en Guanacaste y el Pacífico Central y algunos cultivos son estacionales, pero una buena estrategia gubernamental de apoyo al agro podría extender las zonas de desarrollo del sector y crear alternativas para los meses de desempleo.
En la economía libre, como vemos, proteger la agricultura nacional no solo es válido sino conveniente por múltiples razones como bajar el desempleo, proveer alimento, combatir las lacras que prenden fácilmente ante la desocupación y las carencias extremas, entre otras.
Costa Rica tiene en este momento todas las posibilidades de hacerlo y recibir los beneficios que de ello se deriven. Proteger al agro hoy es la política acertada para una mejora en la calidad de vida de toda la población y solo depende de la voluntad política.
Nuestro país, por otro lado, tiene importantes pasos dados en materia de producción orgánica, tan buena para la protección de la salud nacional como para la exportación.