Productos ticos contarían con sello mundial de calidad
“Esperamos obtener un beneficio económico con este reconocimiento”, afirmó Elvin Fonseca, de la Asociación de Productores Agropecuarios de Santa Cruz. Esteban Monge/La República
Enviar

Oportunidad de negocio para bienes con características locales

Productos ticos contarían con sello mundial de calidad

Queso Turrialba y café de Tarrazú tendrían este beneficio

Dentro de poco, algunos productos costarricenses gozarían de la protección con la que cuentan el queso parmesano, el champagne y el tequila.

201412120015540.n111.jpg
Se trata de quesos y café, e incluso artesanías locales, que aprovecharían la llamada denominación de origen para diferenciar sus productos al vincular la zona geográfica con la calidad de su producto.
Además, ocho zonas cafetaleras han iniciado la gestión para obtener el sello, incluidas Turrialba, Orosí y Tres Ríos.
Mientras tanto, el queso producido en Turrialba, el café cultivado en Tarrazú y varias artesanías producidas en Guanacaste, estarían utilizando una marca de origen a partir de 2015, al ya estar bastante avanzados en el proceso de registro.
“Para el primer trimestre de 2015 ya estaríamos comercializando directamente en supermercados nuestro producto y luchando contra aquellos que utilizan el nombre de queso Turrialba”, aseguró Carlos Gómez, presidente de la Asociación de Productores Agropecuarios de Santa Cruz.
Por otra parte, los artesanos guanacastecos desean garantizar a los consumidores el origen y calidad de su marca “Cerámicas Chorotega”.
“Apoyados por la Universidad Nacional, iniciamos estudios en 2008 y ya casi está todo listo para utilizar el sello a partir de 2015”, comentó Nury Marchena, presidenta de Coopesanguai, que integra a artesanos de las comunidades de Guaitil y San Vicente.
Los productores de estas zonas han logrado garantizar calidad a sus consumidores, y desean impedir que otros aprovechen el buen nombre que han construido los originales.
El sello de la denominación de origen lo otorga el Registro Nacional, con base en un reglamento de la Ley de Marcas, parecido a los que rigen en otros países, de modo que los productos aprobados tengan el derecho exclusivo de utilizar el nombre de origen.
Para registrar una marca de origen, los productores se comprometen a mantener la alta calidad, así como ciertos usos tradicionales en la producción.
A cambio, se obtiene una protección legal que impide que otros productos puedan usar el nombre, mientras fomenta la organización del sector productivo y facilita el acceso a mercados nacionales e internacionales.
Este instrumento contribuye a que el consumidor extranjero pague mejores precios por los productos costarricenses, así como llegar a otros nichos de mercado que buscan productos exclusivos.
En el caso del tequila, por ejemplo, el consumidor sabe que está comprando un licor destilado de la variedad azul del cactus Weber, cultivada en algunos municipios del estado de Jalisco en México, que se destaca por las condiciones del suelo y clima.
El champagne quizás es la denominación más conocida del mundo, con base no solo en una uva específica, sino también en las características de la tierra, y los métodos tradicionales utilizados en su producción.
Obtener y mantener esta diferenciación no es fácil.
En el caso del queso Turrialba, que el mes pasado terminó un proceso de trazabilidad para determinar que todas las materias primas son de la zona, llevado a cabo por la Universidad Nacional y el Instituto de Tecnología Alimentaria.
Es esencial además confirmar que los productores estén adecuadamente capacitados, explicó Ronald Torres, administrador de la Asociación de Productores Agropecuarios de Santa Cruz, que inició el estudio técnico en 2000.
Sin embargo, la protección otorgada por la denominación de origen a largo plazo en muchos casos les dejaría a los productos un importante beneficio económico.
“Los mismos documentos que se presentan para obtener la denominación de origen a nivel nacional se reconocen a nivel internacional, porque se entiende que si ya una autoridad nacional los reconoció, se les da validez”, dijo la abogada Ana Catalina Monge de Consortium Laclé y Gutiérrez.
Esto se obtiene mediante el Arreglo de Lisboa, tratado administrado por la Organización Mundial de Propiedad Intelectual, con sede en Suiza.

201412120015540.n11.jpg

Natalia Chaves
[email protected]
@nataliachavesb



Ver comentarios