Enviar
Productos hechos en casa
Quesos artesanales de diferentes tipos son elaborados por la empresa Quesada Muñoz

No nos equivoquemos, el mundo mira cada vez más hacia las empresas que provean de productos y servicios cuyos procesos de elaboración sean más limpios (en cuanto al ambiente se refiere) y sanos.
Hoy reconocemos la labor de una familia ejemplar, la cual produce quesos en la misma finca certificada en la que viven desde 1980, donde “cuidar vacas y hacer queso se convirtió en un estilo de vida”, comentó Francisco Quesada Muñoz, propietario.
El ganado es alimentado con productos orgánicos, evitan inyectarles antibióticos y desparasitantes químicos, también están libres de la hormona recombinante del crecimiento bovino.
“No les ponemos colorantes, preservantes, saborizantes ni aditivos químicos a los quesos. Utilizamos productos naturales para la desinfección de los utensilios e implementos con los que trabajamos”, agrega.
Elaboran no solo quesos criollos, si no que tratan de educar el paladar costarricense a degustar queso maduros con diferentes maneras de ser procesados.
“Desarrollamos quesos tradicionales europeos, como el Camembert, pecorino (cabra), estilo Tilsiter (suizo) y otros propios de autor, como los maduros con especias, pesto, picantes o ahumados, inclusive quesos frescos criollos, como el palmito”, dijo. ¿Cuántas personas en la empresa? El y su señora. Francisco Quesada Muñoz se encarga de la elaboración y producción de los quesos y Ligia Alvarez es quien ordeña las cabras y se encarga de los contactos con otras empresas y negocios.
Además juntos van a vender directamente los quesos a diferentes lugares como la “Feria Orgánica Buena Tierra” y “El Mercado de la Tierra”, en Cuidad Colón.

Ver comentarios