Logo La República

Miércoles, 21 de agosto de 2019



MAGAZINE


Productos responsables

| Viernes 05 junio, 2009



Productos responsables
El restaurante Aya Sofya ofrece en sus platillos productos de la La Piccola Fattoria, proyecto que brinda productos sin alterar el equilibrio de la tierra

Se debe rendir tributo a la organización que apoya, incorpora e integra en su operación prácticas orientadas a la conservación, desarrollo y rescate de los valores y en síntesis una filosofía para el mejoramiento de la calidad de vida.
En el mundo de restaurantes en Costa Rica hay ya buenos ejemplos de esta tendencia.
Los beneficios no pueden ser mayores, desde el más básico y elemental para los negocios como es el aumento de las ventas hasta el filosófico y asociado a los valores y el respeto a las personas como es hacer lo moralmente correcto.
El cambio climático, la contracción económica y otros factores como la competencia y el consecuente despertar de la creatividad y las conciencias dormidas nos han forzado a regresar a lo básico, el estado del cual nunca debimos habernos alejado.
Aya Sofya el restaurante de comida turca es un ejemplo de integración de este tipo de políticas y le aplaudimos.
“Muchos de ustedes nos han preguntado o se estarán preguntando quién será esta Rossella Selmi a la que muchas pastas de nuestro menú como canelloni, tortelloni o ravioli deben su nombre. Rossella es una amiga que ha venido aportando al desarrollo de Aya Sofya con sus productos, con sus ideas y una gran capacidad, no solo creativa, sino también con sus habilidades”, comentó Metmet Omurap, uno de los propietarios de Aya Sofya.
Rosella junto a su Ettore, sus hijos Emiliano, Kervin y María, con la ayuda del señor Alexis y de la señora Cecilia, forman La Piccola Fattoria, o sea La Pequeña Granja.
“Este proyecto nació hace muchos años con el deseo de auto-producir todo lo que necesitábamos para nutrirnos, y ahora, por lo menos en parte, tenemos la posibilidad de ofrecerlo a otras personas”, comentó, Rosella.
En todos estos años han investigado, buscado, probado y probado otra vez, para obtener productos sin alterar el equilibrio de esta tierra.
“No utilizamos nada que no sea natural y tratamos de reciclar todo los que sea reciclable”, dijo.
La Piccola Fattoria se ubica en una pequeña finca en el Valle del Río Candelaria, en el cantón de Acosta. En esta pequeña granja cada uno tiene su función, Rosella produce, su esposo prueba los productos cocinándolos y los hijos hacen la prueba final, la de fuego, ya que los comen.
“Producimos el pan que comemos, el queso y la leche que tomamos, los huevos y la pasta, las hortalizas y la fruta”, afirmó.


Natural


Información: Aya Sofya
Teléfono: 2224-5050
Dirección: Barrio Escalante, frente escuela INTENSA