Enviar
Productivo semillero

Nació hace cinco años con la idea de convertirse en un semillero de jugadores forjados bajo los valores y la competitividad que el fútbol actual exige. La academia Wilmer “Pato” López ha logrado cumplir todo ello con méritos propios.
“Tanto los padres de familia como los jugadores que están en la academia deben ser conscientes de que todo el trabajo que se hace es con la intención de que algún día lleguen a jugar en equipos de primera división, tanto en Costa Rica como en el exterior”, explicó Edgar Artavia, administrador del proyecto deportivo.
Actualmente se encuentra a punto de concluir la primera etapa del proyecto, por lo que ahora deben sentarse a analizar y estudiar qué cambiar y con qué continuar. “Toca hacer una evaluación de qué es lo que debemos seguir haciendo y sobre todo cómo invertir. Hay varias cosas en mente, como reducir equipos, dedicarnos a formar un equipo competitivo, con todo ciento por ciento pagado, en fin, tener un equipo de elite”, aseguró Artavia.
La academia es una realidad del Complejo Deportivo, Cultural y Familiar Wilmer “Pato” López, el cual cumple ocho años y que entre sus planes siempre ha estado contar con una cancha de fútbol once. “Es una ilusión que no se ha desvanecido”.
“El compromiso es cada día mayor, es seguir creciendo para satisfacer las necesidades de todos los que amablemente nos complacen con su presencia día con día”, dijo López.
Tanto el complejo como la academia cuentan con gran apoyo de la provincia, especialmente porque encuentran instalaciones de nivel en las cuales compartir en familia.
“Queremos ser mejores cada día, pero mantenemos la humildad que nos ha caracterizado desde el principio. No hacemos mucha bulla tampoco, pero es importante dedicar un espacio para el deporte y la cultura”, concluyó Artavia.

Dinia Vargas
dvargas@larepublica.net
Ver comentarios