David Gutierrez

Enviar
Martes 8 Marzo, 2011


¿Por qué los ambientalistas solo ven árboles?

Es muy lamentable que una gran mayoría de los grupos ambientalistas costarricenses muestren una marcada preferencia por la protección de los árboles, sin interesarse por la situación de otras especies de la naturaleza.
Aquellos dirigentes ambientalistas que buscan más las cámaras y la cobertura mediática, en detrimento de la propia conservación de los recursos naturales, ven muy atractivo denunciar infracciones que, dentro del marco de la Ley Forestal constituyen delitos, ya que esto genera una gran exposición en la prensa nacional.
Aunque en este momento existen muchos otros temas relacionados con la protección del ambiente, los cuales tienen gran importancia nacional, estos no parecen ser de mucho interés para los grupos ambientalistas.
El más actual, por la gravedad de los hechos en materia ambiental, es el tema de la Isla Calero, pero han sido muy pocos los dirigentes ambientalistas que han protestado abiertamente por la invasión del territorio nacional y el desastre ecológico que ha causado el ejército de Nicaragua en esta zona fronteriza.

¿Por qué se encadenan y hacen huelga de hambre para tratar de suspender o detener proyectos inmobiliarios, pero no lo hacen en contra del ejército de Daniel Ortega?
Pero más realista e importante aún es preguntarles por qué han tenido relegados otros temas tanto o más importantes que los árboles. ¿Será porque no todos ellos pueden ser considerados un delito?
Algunos de estos temas que no salen a la luz pública son los de las aguas residuales; la importación y uso de plaguicidas, fertilizantes y agroquímicos; la falta de planeamiento urbano, la falta de protección de los mares y especies marinas, o el mal tratamiento de desechos sólidos. Uno de los asuntos “relegados” por los ambientalistas es el uso de hidrocarburos y el impacto que tiene en el medio ambiente la antigüedad de la flotilla vehicular en nuestro país.
Pareciera extraño que mientras el país busca ser carbono neutral para 2021, se permita la importación libre de vehículos usados. Tres cuartas partes de toda la energía utilizada en Costa Rica, proviene de hidrocarburos importados. Más de la mitad de la energía comercial corresponde al sector transporte y este fue responsable de alrededor de un 84,3% de las misiones imputables a hidrocarburos en 2009. Además de la contribución de estas emisiones al efecto invernadero, tienen un impacto sobre la salud, la calidad del aire y la vida.
De las unidades que inspeccionó Riteve en 2009, el 58% tenía entre diez y 21 años de antigüedad. Esto implica que las tecnologías de uso de combustible y reducción de emisiones son prácticamente obsoletas.
La pregunta que salta inmediatamente es: ¿por qué no restringir la importación de autos usados a Costa Rica? No sería nada nuevo. Muchos países latinoamericanos como Uruguay, Chile, Bolivia, Colombia y otros ya cuentan con legislaciones que prohíben o hacen altamente restrictiva la importación de autos usados. ¿Por qué no seguir el ejemplo de esos países?
Un logro importante en mejorar la eficiencia del consumo para el transporte de personas es la operación del tren urbano, en el que viajan más de 100 mil pasajeros al mes. ¿Por qué no promover el uso de medios alternativos de transporte?
Aunque no dudamos que la protección de los árboles es importante, los grupos ambientalistas deberían manifestarse de la misma manera en otros temas que son de igual o mayor importancia. No sea que por ver los árboles... no vean el bosque…

David Gutiérrez
[email protected]