Enviar
Negociación ya es de conocimiento de la Superintendencia
Popular desea comprar operadora de pensiones del INS

• Entidades valoran fusión por absorción
• Proceso implica revisión de las inversiones, contabilidad, contratos administrativos y de personal de ambas

Wilmer Murillo
[email protected]

La adquisición de la operadora de pensiones del Instituto Nacional de Seguros (INS) por parte del Banco Popular se encontraría en proceso. De concretarse, se convertiría en una de las transacciones más importantes de la historia en esta industria.
Sin embargo, las negociaciones, aunque sean exitosas, se realizan a puerta cerrada y el monto de la transacción aún se mantiene oculto.
Hay interés en llevar a cabo la fusión por absorción, pero esta aún no se ha concretado, aclararon fuentes del Banco Popular.
Los fondos totales administrados por la operadora de pensiones del INS en términos globales son de ¢27 mil millones, equivalentes a 2,2% del mercado de pensiones.
El Banco Popular, por su parte, administra fondos de pensiones equivalentes al 25,4% del mercado local.
La adquisición de la operadora de pensiones del INS añadiría volumen a la Operadora del Banco Popular, y es uno de los intereses que habría mostrado la entidad para ir tras esta adquisición.
El acercamiento entre el Banco Popular y el INS se dio hace varios meses, explorando las posibilidades de negocios, dijeron fuentes del Banco y la operadora de pensiones de esa entidad.
A nivel de operadoras se dio trámite a un proceso denominado de “debida diligencia”, que consiste en evaluar la profundidad y alcances del negocio y las condiciones en que se halla la subsidiaria del INS.
En cumplimiento de este proceso se presentó a nivel de la Superintendencia General de Pensiones (Supen) una solicitud de aprobación del negocio. La entidad reguladora se mostró anuente a la búsqueda del acuerdo y eventual concreción de la transacción, dando luz verde a las negociaciones.
En este momento ambas operadoras están por terminar la etapa de la debida diligencia.
Dentro de este proceso se hace una revisión de las inversiones, contabilidad, contratos administrativos, procesos pendientes y de personal. Se trata de enterarse a profundidad de cómo anda el negocio y cuánto vale, dijo un vocero del Popular que prefirió el anonimato.
Aunque no concluyen los primeros escarceos, se informó que la negociación está en una etapa que conduciría en breve a la presentación de una propuesta del Banco Popular al Instituto de Seguros.
De mostrarse de acuerdo con la propuesta de adquisición, la negociación será comunicada a la Supen, y con su autorización se procedería a aprobar el plan de trabajo para llevarlo a cabo y concretar el negociado.
LA REPUBLICA logró conversar con Mario Alvarez, de la Operadora de Pensiones del Banco Popular, quien prefirió por razones obvias no referirse a la negociación.
Ileana Castro, vocera del Instituto de Seguros, señaló que “es un tema que está valorando el Banco Popular y que el INS no tiene una resolución al respecto”.
Javier Cascante, superintendente de pensiones, consultado sobre esta transacción también prefirió no hacer comentarios, por considerar que estos corresponden a las operadoras respectivas.
En pocos días se podría concretar el negocio, y por normativa se deberá comunicarlo oficialmente al público.
Cabe destacar que cuando la Supen le dé el visto bueno oficialmente, se permitirá la libre transferencia de afiliados de ambas operadoras, a otras empresas de pensiones.
De acuerdo con la normativa, después de 12 meses de haber estado en una operadora, un afiliado puede cambiarse de empresa. No obstante, cuando cambian las condiciones, o se da una fusión se exime de este requisito y se abre el portillo para que pueda trasladarse de operadora.
Ver comentarios