Enviar
Polémico reinicio
La lluvia se fue, pero el disgusto de ciertos tenistas se mantiene en el Abierto de Estados Unidos

El español Rafael Nadal superó ayer el 0-3, con que el miércoles se había suspendido su partido ante Gilles Muller (LUX), venciéndolo en tres sets con parciales de 7-6 (6), 6-1, 6-2. No obstante, a pesar de su victoria, el ibérico siguió alzando la voz como abanderado del disgusto de un grupo de tenistas contra los organizadores, no solo del Abierto de Estados Unidos, sino de los Grand Slam.
Nadal, que durante la conferencia de prensa se centró más en sus quejas que en detalles de su victoria sobre Muller, insistió en que si bien entiende que los organizadores de los cuatro “Grandes” velen por sus intereses “los jugadores somos una parte importante de este tinglado y sin nosotros el torneo se queda en otra cosa”.
Nadal acusó a estas organizaciones de “hacer siempre lo que quieran” y señaló que las cosas tienen que cambiar y abogó por la aparición de un representante de los jugadores que peleé por sus intereses y que tenga el poder suficiente para hacerlo.
El campeón defensor de este abierto reconoció que a los jugadores les falta unión para reclamar sus derechos.
El tenista español dijo estar dispuesto a las “medidas drásticas” de ser necesario cuando se le preguntó si entre los jugadores se había discutido la posibilidad de ir a la huelga, aunque reconoció que “no sería bueno para nadie que pasaran cosas como las que se dieron en el baloncesto (NBA) o en la primera jornada del fútbol en España”.
Nadal también sacó a relucir la vieja reivindicación de los jugadores de mejorar el calendario. “No se puede jugar del 1 de enero al 5 de diciembre un año y otro porque no se aguanta. Hay un momento que hay que decir basta”, dijo.
Con respecto a su partido de ayer, Nadal se limitó a decir que “fue el mismo partido de ayer (el miércoles), pero con unas condiciones buenas para jugar; ayer (el miércoles) empecé mal y hoy (ayer) comencé de forma diferente”.
En otro partido, el tenista español David Ferrer cayó ante el estadounidense Andy Roddick tras un accidentado partido que sufrió tres suspensiones, se jugó en dos pistas y que cayó finalmente de lado del jugador local por 6-3, 6-4, 3-6 y 6-3, tras dos horas y 39 minutos de juego.
Este partido debía haberse disputado el martes pero fue suspendido a causa de la lluvia. El miércoles solo se pudieron disputar 15 minutos y ayer sufrió un nuevo retraso, al tener que suspenderse durante una hora y media por problemas en uno de los fondos de la pista Louis Armstrong, por lo que tuvo que trasladarse a la pista 13.
Roddick se las verá ahora con Nadal en cuartos de final. Por su parte, el británico Andy Murray superó al estadounidense Donald Young 6-2, 6-3 y 6-3, mientras que otro local, John Isner, superó al francés Gilles Simon 7-6 (5), 3-6, 7-6 (5) y 7-6 (3).
Consultó: EFE y páginas en Internet

Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios