Plasma e implantación, aliados en la recuperación del cabello
“Ambos tratamientos son efectivos: la implantación se recomienda en zonas donde no hay cabello, mientras que el plasma es para personas que están sufriendo su pérdida”, aseguró Alan Inman, especialista en implantación capilar de la Clínica DHI. Esteban Monge/La República
Enviar

Estrés, posparto, enfermedades psiquiátricas, cáncer o genética pueden ocasionar la caída del cabello. Un nuevo tratamiento ofrece en un 97% la posibilidad de recuperarlo, mientras que otros apenas llegan al 50%.

Ya sea por medio de la implantación de cabello o la aplicación de plasma rico en plaquetas. Se trata de la técnica DHI, un procedimiento ambulatorio que se efectúa con anestesia local y no causa dolor ni deja cicatrices.

Con la implantación, se colocan los cabellos que aún son resistentes a la caída y no poseen el gen que provoca que otros se debiliten.

En un máximo de tres horas y media se extraen los folículos de la zona donadora con una herramienta de un milímetro de diámetro. Cada cabello se conserva a una temperatura específica y en una sustancia que mantiene su vitalidad para luego implantarlo en el sitio afectado.

El implantador especial que se emplea en esta técnica permite controlar la profundidad, la dirección y el ángulo de cada vello.

“No se colocan los cabellos en una sola fila, sino de una manera irregular para que luzca 100% natural. Si lo comparamos con otros métodos, este no daña los cabellos alrededor”, afirmó Alan Inman, especialista en implantación capilar.

La recuperación se nota a partir de los seis meses de iniciado el tratamiento con un grado de éxito del 50%, al completar el año se recupera por completo.

Por su parte, la técnica del plasma se efectúa luego de sacar una muestra de sangre.

“Se separa el plasma y se utilizan los factores de crecimiento; estos se activan al inyectarlo en las zonas donde el cabello está sufriendo o donde está más delgado”, detalló Inman.

El paciente debe consultar cuál de las dos opciones es la que más le conviene. Para esto se realiza un diagnóstico por medio de una prueba biológica del cabello.

Por ser tratamientos individualizados, el precio y la cantidad de extracciones dependerán de los estadios que necesite el paciente.

También se consideran otros factores como tipo de cuero cabelludo, densidad de la zona donadora, calidad y raíz del folículo.

Ambos tratamientos están indicados a partir de los 18 años y hasta los 75 años. Además, se da tratamiento posquirúrgico que se acompaña con antinflamatorios.

Las causas

Se estima que el 63% de la población mundial tiene problemas de caída de cabello. Una caída es anormal cuando supera los 100 cabellos diarios y se percibe cuando se pronuncian las “entradas”, la coronilla, cuando la carrera se ensancha y cuando en las patillas, se ve ralo.

Tipos de alopecia:
-Androgénica: Calvicie común en los hombres
-Areata: Pérdida de cabello por zonas o parches
-Traccional: Causada por exceso de peinado, también en quienes tienden a arrancarse los cabellos
-Cicatricial: Generada luego de un traumatismo o por una infección en la piel
-Efluvio telogénico: Pérdida rápida y grande de cabello, es más común en mujeres



Ver comentarios