Logo La República

Martes, 19 de marzo de 2019



FORO DE LECTORES


Piñata en Limón o progreso en siete provincias

| Lunes 07 junio, 2010


Piñata en Limón o progreso en siete provincias

¿Se imagina una piñata con 27.400 fajos de billetes de $100? Eso es plata.
Hay cosas que el dinero no puede comprar, para lo demás, $1 millón es un monto bonito. Ahora, $137 millones es un “montononón” de plata. En colones ni sentido tiene: ¿Cuánto espacio ocupan ¢78.750 millones? Ese monto gigantesco, de fondos públicos, está a punto de ser regalado a un grupo de muelleros para que desocupen un puerto viejo del Caribe que en realidad es del Estado, aunque los quejosos, que no tienen título de propiedad, digan que les parece pequeño el monto ofrecido.
La indemnización es absurda. Se abrió el mercado de seguros, pero los empleados del INS no se repartieron ni un milloncito a cambio de no hacer huelga. Se dio en concesión la ruta Escazú-Caldera, pero los dueños de cafeterías en San Ramón no reciben ni un dólar en compensación por las bajas que tendrán en sus ventas.
El ICE, más pellizcado, sí logró que le pagaran un rescate de $6 millones por las frecuencias celulares, pero incluso ese monto fue demasiado alto. El Estado no debería pagar ni un centavo por bienes que le pertenecen. ¿Por qué en el caso de muelles sí hay que regalar fondos de todos los ticos?
Se suponía que no tenemos sumas tan altas, porque la ampliación del aeropuerto de Alajuela, que cuesta $180 millones se dio en una concesión que tardó como diez años en trámites confusos por falta de financiamiento. ¿Cómo es que ahora en diez meses sí tenemos un monto de ese rango para regalarlo en Limón? Hasta para arreglar el aeropuerto de Guanacaste, hubo que dar 20 años de concesión porque no teníamos los $35 millones que cuesta la obra. Cabe recordar que el nuevo hospital de Heredia, que se esperó por 30 años, y ahora es el mejor de Centroamérica, solo costó $95 millones y le dará atención médica a medio millón de habitantes por varias décadas. ¿Cómo regalar $137 millones a solo 1.300 personas?
Los panameños, con más agallas, usan mejor su dinero. Su plan que dotará de Internet inalámbrico gratuito a todo el país, costó $25 millones. Para tener más cruceros se gastaron $15 millones en el muelle de pasajeros más moderno del área. Este desarrollo de la educación pública y el turismo a niveles del primer mundo costó $40 millones, suma que según nuestros muelleros, es caja chica.
Si un gerente de pulpería toma su calculadora y saca cuentas, descubre que tenemos un mejor plan de acción:
1- Igual que con el INS, se abre el mercado y no se paga nada extra a los empleados, más allá de prestaciones y cesantía de ley.
2- Se dan en concesión muelles de carga, así el país se renueva con inversión extranjera, no dinero de impuestos.
3- Se toman los $137 millones de la piñata y se invierten así: Otro hospital idéntico al de Heredia para renovar el San Juan de Dios ($95 millones) Internet inalámbrico gratis para todos ($25 millones), más un muelle de cruceros nuevo en Limón ($15 millones). Sobran $2 millones para confites.
El nuevo presidente deberá marcar la cancha. Si hacen piñata en Limón, sentarán un precedente nefasto. Terminaríamos pagando a los vendedores callejeros para que desocupen calle 8. Por el contrario, si reacomoda gastos y pone orden, se demostrará que gracias a Dios, en este país no falta plata, solo la hemos usado mal. Regalar jugosas propinas es un gasto, pero invertir en infraestructura, salud y educación es progreso.

César Monge Conejo