Enviar
Piezas arqueológicas ticas en Nueva York serán repatriadas
Objetos forman parte de la colección Minor Keith y volverán al país, ya que el INS pagará $59 mil necesarios para su traslado

Dentro de mes a mes y medio 983 piezas arqueológicas precolombinas costarricenses que tienen más de 70 años de estar fuera del país, volverían a estas tierras.
Se trata de una parte de las miles de obras de origen tico que posee el Museo de Brooklyn, Nueva York, desde 1934, y que retornarán a suelo tico debido a que el Instituto Nacional de Seguros pagará los $59 mil que demandará su traslado.
El museo estadounidense tiene en sus manos 4.500 objetos nacionales que adquirió de una colección del empresario Minor Keith, principal gestor de la construcción del ferrocarril al Atlántico en Costa Rica.
Esa institución decidió devolver un porcentaje de ellas voluntariamente y en varios lotes al país, pero ese trámite no se había podido iniciar porque el Museo Nacional no contaba con los recursos necesarios.
La primera repatriación incluirá 983 piezas arqueológicas, las cuales llegarán dentro de un mes o mes y medio, y luego serán exhibidas en el Museo Nacional.
Las piezas son de cerámica y piedra, entre las cuales hay vasijas, así como figuras y metates.
Ellas provienen de varias partes del país como Finca Mercedes, Filadelfia, Nicoya y Buenos Aires.
Además, la mayoría se encuentra en buen estado, mientras que otras están fragmentadas, pero podrán ser restauradas, explicó Sandra Quirós, directora de esa entidad.
La colección de Minor Keith alcanza unas 16 mil piezas que fueron extraídas durante la construcción del ferrocarril al Atlántico y también en la época de las fincas bananeras, cuando no existía legislación para regular esa actividad.
Esos objetos quedaron distribuidos en varios museos de Estados Unidos, entre ellos el de Brooklyn.
En el caso del Museo neoyorquino, este está haciendo una curaduría para decidir cuáles piezas precolombinas ticas devolverá de las 4.500 que posee, según su misión y objetivos.
Ese proceso podría hacer que la repatriación del resto de los objetos tarde entre dos y tres años.
Ante ello, las autoridades del Museo Nacional continuarán con campañas para recaudar fondos y asegurar el traslado de las piezas faltantes.

Carolina Barrantes
[email protected]


Ver comentarios