El joven magnate Juan Sartori preside Union Group de Uruguay, que la semana pasada ganó el contrato para desarrollar potenciales pozos petroleros y gas en la costa Pacífica de Nicaragua. Arte/LA REPÚBLICA
El joven magnate Juan Sartori preside Union Group de Uruguay, que la semana pasada ganó el contrato para desarrollar potenciales pozos petroleros y gas en la costa Pacífica de Nicaragua. Arte/LA REPÚBLICA

RESUMEN EJECUTIVO
Tener el derecho de explotar los potenciales depósitos multimillonarios de petróleo y gas, sería uno de los motivos de la disputa con Nicaragua por la Isla Bolaños.

Podría también ser únicamente una postura nacionalista, ante las elecciones de noviembre en ese país.

Mientras tanto, la administración de Daniel Ortega la semana pasada adjudicó al uruguayo Union Group, un contrato para explorar varios sectores de la costa del Pacífico, incluso en las zonas colindantes a la frontera con Costa Rica.

Nicaragua otorgó un contrato para otras parcelas costaneras a Statoil, la gigante energética noruega el año pasado.

Se trataría de una estrategia parecida a la de Isla Portillo en el delta del río San Juan, ya que un país esperaría una definición favorable de sus derechos, al ser el dueño de los puntos en el mapa, desde los cuales se traza la frontera marítima.

 

La disputa nicaragüense por Isla Bolaños sería más que todo una postura nacionalista de parte del Partido Sandinista, ante las elecciones de Nicaragua en noviembre, opinó Manuel González, canciller costarricense.

La nacionalidad de la isla tampoco afectaría los derechos marítimos de Costa Rica, dijo el expresidente Miguel Ángel Rodríguez.

Por otro lado, no se descarta la posibilidad de que sea parte de un esfuerzo del gobierno de Daniel Ortega de asegurar el derecho de explotar los potenciales depósitos multimillonarios de petróleo y gas por debajo del océano Pacífico.
En el Pacífico Norte de Costa Rica existen varios depósitos potenciales de gas natural y de petróleo, incluyendo la zona fronteriza, dijo Roberto Dobles.

Por eso, los conflictos fronterizos se agudizan en esta zona, al igual como pasó con la Isla Portillo en el Mar Caribe, ya que los límites marítimos entre Costa Rica y Nicaragua en el Pacífico tampoco están definidos, agregó el exministro de Energía.

La administración de Ortega la semana pasada adjudicó a Union Oil and Gas, un contrato para explorar varios sectores de la costa del Pacífico, incluso en las zonas colindantes con la frontera con Costa Rica.

Se trata de una filial del uruguayo Union Group, con inversiones en varias partes del continente, en agricultura, energía, infraestructura y bienes raíces, controlado por Juan Sartori.

El acuerdo con la petrolera estatal Petronic le permitirá a Union Oil and Gas iniciar operaciones en cuatro bloques en altamar en la Cuenca Sandino.
“Este es un gran paso hacia nuestro establecimiento de una importante operación de petróleo y gas”, dijo Guzmán Fernández, director ejecutivo de la empresa.

En cuanto al sector energético, la empresa tiene inversiones en Paraguay y Perú, así como en el propio Uruguay

Union Group además es uno de los mayores terratenientes uruguayos, con 180 mil hectáreas de terreno, así como uno de los principales exportadores de productos agrícolas.

Fundado en 2006, Union Group es presidido por Juan Sartori, nacido en Montevideo en 1981, y educado en administración y economía en Harvard, así como Hautes Etudes Commerciales de Suiza.

El contrato con este grupo es el segundo firmado por Nicaragua en el último año.

Statoil en 2015 llegó a un acuerdo con la administración de Daniel Ortega para desarrollar otros bloques en el Pacífico.

La décima primera empresa mundial de gas natural y petróleo, con unos 25 mil empleados en 36 países, Statoil es controlada por el público noruego, mientras un tercio de los títulos se tranzan en la bolsa.

La estrategia nicaragüense en Bolaños sería parecida a la de Isla Portillo en el delta del río San Juan, ya que un país esperaría una definición favorable de sus derechos, al ser el dueño del punto en el mapa, desde el cual se traza la frontera marítima.

En el caso de la Isla Portillo, unos 11 mil kilómetros cuadrados de aguas territoriales quedaron como propiedad de Costa Rica, como resultado del fallo del año pasado de la Corte Internacional de Justicia, a favor de este país.

Nicaragua también está explorando los potenciales pozos petroleros y de gas natural en el Caribe, aunque se desconoce si se encontrarán depósitos en cualquiera de las costas.

Mientras tanto, Costa Rica tiene prohibida la exploración de petróleo y gas.

Petróleo y gas motivan conflicto en Isla Bolaños
Petróleo y gas motivan conflicto en Isla Bolaños
Petróleo y gas motivan conflicto en Isla Bolaños

 

Ver comentarios

Notas Anteriores