Peso colombiano es la divisa mundial con oscilaciones más grandes
Enviar

Peso colombiano es la divisa mundial con oscilaciones más grandes


Las mayores oscilaciones en cuatro años para el peso colombiano están alimentando las conjeturas de que el banco central del país seguirá los pasos de México y Perú tomando medidas para aliviar la volatilidad de la moneda.
Una escasez de dólares en el mercado colombiano está exacerbando las fluctuaciones y podría llevar a los diseñadores de la política a adoptar medidas que tratarían de fortalecer la confianza empresarial, según Banco de Bogotá y Corredores Davivienda. La volatilidad implícita a un mes en las opciones sobre el peso, que refleja las modificaciones proyectadas en el tipo de cambio, trepó hasta 21% el jueves, el nivel más alto entre 31 grandes monedas detrás del rublo ruso.
Si bien el peso se recuperó el jueves cuando subieron los precios del petróleo, la moneda colombiana todavía está un 25% más abajo este año, empatada con el real brasileño en la peor caída entre las grandes monedas. El peso se encamina a su mayor caída mensual desde 2008. La divisa de Colombia fue castigada por el derrumbe del crudo, que representa la mitad de sus exportaciones.
“Esos saltos enormes de un día en el peso están elevando el riesgo de que la medida se torne desordenada”, dijo Camilo Pérez, jefe de analistas en Banco de Bogotá. “El mercado necesita liquidez a corto plazo”.
Los diseñadores de la política colombianos no han debatido medidas para reducir la volatilidad cambiaria o frenar la caída del peso, pero tienen un rango de herramientas para usar si es necesario, dijo Ana Fernanda Maiguashca, codirectora del banco central, en una entrevista el lunes. Una caída del peso probablemente no desataría por sí sola una respuesta, agregó.
El banco central de Colombia votó este viernes en una decisión dividida por mantener la tasa de referencia de 4,5%. El mes pasado, algunos diseñadores de la política votaron por elevar los costos de endeudamiento un cuarto punto porcentual, diciendo que un peso más débil contribuía a acelerar la inflación.

Bloomberg

Ver comentarios