Paz congrega a miles en Colombia
Miles de indígenas, afrocolombianos y campesinos, quienes sufren el fuego cruzado de la guerra, viajaron en cientos de autobuses desde distintas regiones. AFP/La República
Enviar

Paz congrega a miles en Colombia 

Miles de colombianos ayer expresaron su apoyo en las calles de Bogotá y otras ciudades al proceso de paz del Gobierno con las FARC y el fin del conflicto armado, en la convocatoria más plural que recuerda este país, al contar con la presencia del presidente Juan Manuel Santos, exguerrilleros y grupos de izquierda.
Los únicos ausentes en esta marcha, apoyada hasta por las FARC, han sido los sectores más ultraconservadores, que ven la opción militar como la única salida al largo conflicto armado que vive Colombia, y algunos opositores al Gobierno que la consideran como un acto electoral de Santos.
Policías, soldados, víctimas del conflicto, defensores de los derechos humanos y políticos enterraron las discrepancias cosechadas durante décadas y hoy unieron sus voces en un día soleado en la capital.
Ríos de camisetas blancas recorrieron las calles con pancartas que claman por la paz y respaldan las negociaciones que el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) iniciaron en noviembre pasado en La Habana.
En la jornada se unieron en tiempo, espacio y propósitos sectores dispares de la vida política colombiana.
En un tramo de la Avenida de El Dorado, poco antes de llegar al Centro de Memoria Histórica, el presidente Santos, su esposa, María Clemencia Rodríguez, y miembros del oficialista Partido de la U coreaban: "Uh ah, por la paz, Santos es capaz".
A unos metros, sólo separados por los escoltas, jóvenes de la izquierdista Marcha Patriótica, liderada por la exsenadora liberal Piedad Córdoba, invocaban al Libertador Simón Bolívar y clamaban por la paz, pero con justicia social e igualdad.
La mayor convocatoria que hasta la fecha había congregado a los colombianos alrededor de una misma causa tuvo lugar el 4 de febrero de 2008, cuando desde varias ciudades del país y del mundo protestaron contra los secuestros de las FARC, una marcha en la que la izquierda no participó.
En la jornada de ayer algunos militantes del opositor Polo Democrático Alternativo (PDA) se abstuvieron de participar por considerar que el presidente Santos está utilizando esta iniciativa para promover su eventual reelección en 2014.
Tampoco asistieron los más conservadores e integrantes del movimiento Puro Centro Democrático, que lidera el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), quien ha expresado su tajante rechazo a esta iniciativa.
Uno de los integrantes de este grupo, Francisco Santos, exvicepresidente y primo del actual mandatario del país, alertó en declaraciones a RCN Radio de que este acto alienta a la impunidad y a la legitimación de la guerrilla: "Soy escéptico, qué le voy a hacer", afirmó.
Pero en general, los colombianos de todos los estratos sociales e ideologías salieron a las calles.
"Aquí hay un gentío, un río de gente", describió a su paso por el centro de la capital colombiana la exsenadora Córdoba, una de las organizadoras desde la Junta de Marcha Patriótica, junto con el Gobierno nacional y la Alcaldía de Bogotá.

Bogotá/EFE

 


Ver comentarios