Pasividad del Congreso agrava crisis eléctrica
Para los productores privados de energía, la alarma roja ya está encendida, pues el costo de producción es más elevado y con ello las tarifas. Mario Alvarado, de la Asociación Costarricense de Productores de Energía, pide que se discuta la ley de contingencia. Gerson Vargas/La República
Enviar

Plan que baja tarifas está varado hace tres meses

Pasividad del Congreso agrava crisis eléctrica

Costo de energía aleja del país a empresas

201302280225140.e12.jpg
La alarma roja está encendida, pues ya hay varias empresas que no vienen al país porque el costo de la energía es muy caro. De seguir por esta vía, habrá apagones.

Un simple trámite burocrático tiene varada en la Asamblea Legislativa la ley de contingencia eléctrica, sin importar que el costo de la energía es cada vez más alto por la quema de combustibles.
Desde diciembre anterior, el gobierno puso sobre la mesa de discusión ese proyecto, con el objetivo de ampliar la participación privada en la generación de electricidad con fuentes renovables.
Ello, significaría facturas más baratas a final de mes para las empresas y las viviendas.
No obstante, la iniciativa no ha sido asignada a una comisión para su estudio y ya lleva tres meses varada en el pantano legislativo.
La razón es sencilla. Tanto Víctor Emilio Granados, presidente del Congreso, como la Presidencia de la República, quieren que el tema se discuta en una comisión especial.
Para lograr su cometido, deben asegurarse el respaldo de 38 diputados, lo cual en la práctica legislativa es difícil de alcanzar.
En esa labor de convencimiento ya han transcurrido varios meses, mientras tanto el ICE quema más búnker y diesel para generar la electricidad que requiere el país.
Solo en los últimos cuatro años, se generó energía por esta vía con un costo de casi $800 millones, lo que empujó los precios hacia arriba. De acuerdo con la Aresep, el costo de la electricidad subió un 85% entre 2006 y el año pasado.
“De esta semana no pasa, hemos tratado, junto al ministro de la Presidencia, Carlos Ricardo Benavides, de colocar el tema en una comisión especial, pero si no hay el consenso necesario, lo meteremos en otra comisión”, expresó Granados.
La ley de contingencia eléctrica fue enviada a la corriente legislativa con carácter de urgencia por el gobierno en mayo de 2011, con la intención de abaratar el costo de la energía y evitar apagones en el futuro.
En lo esencial el proyecto aumenta el porcentaje de generación eléctrica de las empresas privadas, al pasar del 15% de la demanda nacional a un 25% del total, lo que permitiría que estas aporten unos 300 MW adicionales en los próximos seis años.
Esta iniciativa fue relegada en el pasado por la Ley General de Electricidad, la cual tampoco se aprobó. Ahora el Poder Ejecutivo revive sus primeras intenciones con más fuerza.
“Estamos a la espera de que el presidente del Congreso envíe el texto a una comisión, pues sabemos que es de vital importancia solventar esta situación, no solo para las empresas, sino también para los hogares”, comenta Benavides.
Mientras tanto, los productores de energía indican que Costa Rica ya está bajo una emergencia eléctrica.
Esto porque desde hace años se advirtió sobre el encarecimiento de la energía por la quema de combustibles
“La alarma roja está encendida pues ya hay empresas que no vienen al país porque el costo de la energía es muy caro. De seguir por esta vía tendríamos apagones, racionamientos en el futuro y por supuesto, energía más cara cada vez”, indica Mario Alvarado, director ejecutivo de la Asociación Costarricense de Productores de Energía.
La discusión en torno a la participación privada en la generación de energía viene desde el gobierno anterior, cuando Óscar Arias presentó el primer proyecto de ley sobre este tema.

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios