Para los operadores de mercado emergentes, la tendencia es ahora realmente su amiga
Enviar

Para los operadores de mercado emergentes, la tendencia es ahora realmente su amiga

 Solía ser un gran problema el repunte de cuatro o cinco días de las acciones de los mercados emergentes. Pero ya no lo es.
Hoy, si la amplitud de ganancias o pérdidas, no llega a los dos dígitos, casi parece insignificante.


Considere estas corridas: el Índice de Mercados Emergentes MSCI cayó durante 12 días consecutivos desde fines de mayo hasta principios de junio, el periodo más largo desde 1990; menos de dos meses antes, el indicador se elevó durante 11 sesiones consecutivas, el repunte más largo desde el año 2005. Solamente en los últimos seis meses, también se han producido movimientos de ocho y nueve días consecutivos.
Este cambio, aunque tal vez no es un fenómeno permanente, crea oportunidades para los inversores agresivos que buscan aprovecharse del impulso y obtener una ganancia rápida en un mercado que ha sido en gran medida plano desde finales de 2011.
"Los mercados hacen tendencia, a veces las razones no están claras en el momento", dijo Tony Hann, jefe de mercados emergentes en Blackfriars Asset Management Ltd. en Londres. "La dinámica bursátil ciertamente impulsa este tipo de movimiento".
Una estrategia de negociación conocida como tasa de cambio, ROC en inglés, que compra acciones cuando están en una tendencia al alza y las vende cuando están cayendo, habría conseguido un retorno del 33% este año, según datos compilados por Bloomberg.
Para los inversores tradicionales de compra y retención, el mercado se ha vuelto más difícil.
Los altibajos sostenidos se han compensado entre sí, el índice de referencia representó menos del 3% este año.
El índice MSCI descendió un 5% en cada uno de los últimos dos años después de obtener un promedio del 20% anual en la década hasta el año 2012.
Esto se debe a que la desaceleración del crecimiento de los beneficios conduce las acciones a la baja hasta que llegan los buscadores de gangas y ofrecen precios más elevados, evitando que el índice yo-yoing se desvíe.
"Los mercados emergentes están todavía en su rango de cinco años", dijo Nicholas Field, un administrador de dinero en Schroders Plc con sede en Londres, donde ayuda a supervisar $474 mil millones. "Después de un fuerte repunte, consiguieron un máximo en el rango, y después volvieron a caer".
El índice MSCI repuntó 7,5% en abril, el mayor salto desde enero de 2012, después de que una recuperación de los precios del petróleo aumentaron las acciones de Rusia y Brasil, mientras que la desaceleración del crecimiento en los Estados Unidos hizo retroceder las expectativas de un aumento del tipo de interés de la Reserva Federal.
Desde entonces, ha renunciado a las ganancias dado que una caída en el mercado global de bonos disminuyó la demanda de los inversores por activos de alto rendimiento.

Bloomberg


Ver comentarios