Logo La República

Lunes, 18 de marzo de 2019



GLOBAL


Papa aboga en Chipre por paz en Oriente Medio

Redacción La República [email protected] | Lunes 07 junio, 2010



Papa aboga en Chipre por paz en Oriente Medio
El conflicto palestino-israelí y cristianos marcaron el viaje papal por la zona

El conflicto palestino-israelí, la situación de los cristianos en Oriente Medio y la potenciación del diálogo con los ortodoxos y con el islam marcaron el viaje de Benedicto XVI a Chipre, la primera vez que un Papa en dos mil años pisa la isla mediterránea donde comenzó a evangelizar San Pablo.
La preocupación por la situación en Oriente Medio la expresó en todos los discursos que pronunció en sus tres días de visita y hasta en el de despedida, en el aeropuerto de Larnaka, donde dijo que el Mediterráneo oriental “no es ajeno a los conflictos con derramamiento de sangre, como hemos visto trágicamente estos últimos días”.
El Papa se refería al ataque de Israel a la flotilla humanitaria que se dirigía a Gaza y que se cobró nueve muertos.
Ya en el avión que le trasladaba de Roma a Chipre, el Pontífice hizo un llamamiento a las partes “para que no pierdan la paciencia” y no destierren el diálogo, pues “la violencia no es la solución”.
Ayer volvió a pedir ante el presidente chipriota, Demetris Cristofias, “redoblar los esfuerzo para construir una paz real y duradera para todos los pueblos de la región”.
Antes, en la misa que ofició ante unas seis mil personas, hizo un nuevo llamamiento a la comunidad internacional para que intervenga de “manera urgente y concertada” para resolver la situación en Oriente Medio, especialmente en Tierra Santa, antes de que dichos conflictos lleven a “un mayor derramamiento de sangre”.
El motivo de su visita fue entregar a obispos de Oriente Medio el “Instrumentum Laboris” (documento de preparación) del Sínodo de Obispos para esa zona del mundo, que se celebrará del 10 al 24 de octubre en el Vaticano.
El documento señala que los desafíos a los que se enfrentan los cristianos en Oriente Medio son los conflictos políticos, la libertad de religión y de conciencia, la evolución del islam y la emigración.
El Vaticano considera que “la ocupación israelí” de los territorios palestinos es “una injusticia política impuesta a los palestinos”, que las relaciones judío-cristianas se resienten por ese conflicto y que los lazos con el islam son difíciles debido a que los musulmanes no distinguen entre religión y política.
Asimismo, denuncia que el “egoísmo” de las grandes potencias, unido a la persistencia del conflicto y a que no se respete el derecho internacional y los derechos humanos, ha desestabilizado el equilibrio en Oriente Medio.

Nicosia / EFE