País reducirá uso de petróleo para generar energía
Nos mentalizamos en que el ICE tiene la capacidad de desarrollar proyectos de esta magnitud”, dijo Luis Roberto Rodríguez, director del proyecto. Cortesía ICE/La República
Enviar

En menos de un año, Costa Rica contará con megaplanta hidroeléctrica de Reventazón

País reducirá uso de petróleo para generar energía

Costo será el doble de lo inicialmente programado, pero aún es rentable


El uso del petróleo para la generación eléctrica se reducirá al mínimo, una vez que entre en operación el proyecto hidroeléctrico Reventazón, una central que estará en capacidad de proveer energía a más de 500 mil hogares.
La planta, con una capacidad instalada de 305 megavatios, será la segunda obra de infraestructura de Centroamérica, solo por detrás de la ampliación del Canal de Panamá.
Además de aumentar la cantidad de energía para suplir las necesidades del país, el ICE estará en capacidad de aumentar sus exportaciones al resto de la región, por lo que a partir del próximo año formulará una estrategia comercial para el Mercado Eléctrico Regional.
Los ingenieros apuran el paso para tener lista la construcción, y su plan es empezar el llenado de la represa en noviembre. Su inauguración estaría prevista para finales de febrero o principios de marzo, informó Luis Roberto Rodríguez, director del proyecto.
El proyecto incluye una represa que será capaz de sostener un embalse de unos 7 kilómetros cuadrados, en la zona de La Alegría de Siquirres. También contará con un vertedero que permita que el agua del río no rebalse la presa, una toma de agua, un túnel de conducción, una torre de oscilación y una casa de máquinas con cuatro turbinas.
Adicionalmente, existen obras de mitigación como la reparación de una carretera y otras mejoras viales que beneficiarán a las comunidades cercanas. También se desarrollan labores de rescate de la flora y fauna y se reforestarán algunas áreas.
“Nos mentalizamos que el ICE tiene la capacidad de construir proyectos de esta envergadura. La magnitud de todas las obras ha hecho que sea un reto desde el punto de vista de ingeniería, diseño, planificación, recursos y financiamiento”, comentó Rodríguez.
El costo total de las obras es de casi $1.400 millones, los cuales se financiarán con recursos propios del ICE y un fideicomiso del Banco Centroamericano de Integración Económica, en el que participan diversas entidades financieras.
Una de las mayores polémicas de este proyecto es precisamente su costo, ya que cuando fue planteado inicialmente era de $633 millones.
La diferencia de ambas cifras es de 2,4 veces, la cual se debió al aumento generalizado de los costos de referencia para proyectos de generación, señaló Javier Orozco, de Planificación y Desarrollo Eléctrico del ICE.
Esto incluye proyectos desarrollados tanto por el ICE como por entidades privadas, tanto hidroeléctricos como eólicos y geotérmicos.
Representantes del sector empresarial mostraron su preocupación por el incremento en los costos de operación del ICE, que crecen a un ritmo anual del doble de la inflación, advirtió Carlos Montenegro, de la Cámara de Industrias.
A pesar de esto, el proyecto seguirá siendo rentable para la institución. La relación neta entre el costo de pagar la planta del Reventazón y la eliminación del uso de combustible fósil, es favorable, señaló el ICE.

Rodrigo Díaz
[email protected]
 

Ver comentarios