Enviar
País pierde más que Bill Gates por software pirata

Robar programas computacionales genera pérdidas tres veces más grandes al país que a las gigantes empresas de tecnología como Microsoft, liderada por Bill Gates.
Por lo menos esa es una de las principales conclusiones a que llegó un reciente estudio realizado por Business Software Alliance (BSA), que estimó que el 50% del software que se utiliza en Costa Rica es pirata.
Las pérdidas económicas representan la falta de generación de empleo en compañías locales dedicadas al desarrollo de software y soporte técnico, que constituye $33 millones cada año. Así como impuestos que las empresas reportarían en un estimado de $132 millones.
Con esos impuestos no recaudados, el país pierde además los recursos para reparar infraestructura como carreteras, hospitales y escuelas.
“Si en cuatro años bajamos solo diez puntos porcentuales en el índice de software pirata, se crearían 28 mil empleos en Latinoamérica”, afirmó Montserrat Durán, directora senior de asuntos legales en BSA en Washington DC.
Dichos empleos representarían cerca de $8 billones, afirmó Durán.
El país sí ha tenido avances en los últimos años sobre la compra de licencias para uso de software.
Ejemplo de ello es que todas las oficinas de gobierno tienen sistemas legales.
Sin embargo, pese a que Costa Rica ocupa el tercer lugar en los países latinos que menos roban software, sigue teniendo índices altísimos en el delito.
Esto debido al desconocimiento, a la percepción de que no es un robo por ser un bien intangible y a la indiferencia de hacerles un daño a empresas multimillonarias desarrolladoras de software.
Incorporar material sobre propiedad intelectual en el currículo educativo es una de las maneras en que la piratería se podría evitar, según el informe de BSA.
También se recomienda la necesidad de orientar a la población sobre el daño real de la piratería en la economía de los países, añade.
La misma presidenta Laura Chinchilla impulsó durante su gestión como ministra de Justicia campañas que pretendían concientizar sobre la importancia de los derechos de autor.
No obstante al país le falta mucho camino por recorrer en comparación con el primer lugar, Colombia, que instaló fuertes multas a empresas que utilicen software ilegal.
Las leyes existen, pero la piratería no era prioridad para el Fiscal General, lo que dejó a Costa Rica mal parada, aseguró Durán.

Silvia Pardo
spardo@larepublica.net
Ver comentarios