Enviar
Padres de Honduras denuncian a maestros
Interponen recursos legales ante crisis de educación pública

Debido al paro de labores que mantienen los maestros desde la semana pasada que ha dejado sin clases a miles de estudiantes en Honduras, la Asociación de Padres de Familia denunció a la dirigencia magisterial, ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
La crisis en el magisterio hondureño afecta a más de un millón de estudiantes de preparatoria, primaria y educación media, quienes en lo que va del presente año han perdido casi un mes de clases por los paros de maestros exigiendo conquistas sociales o participando en manifestaciones políticas a favor del ex presidente Zelaya
El Estatuto del Docente ha sido cuestionado por los padres de familia por considerar que lo utilizan para presionar al gobierno, dijo Andrés Martínez, el presidente de la organización, a medios hondureños.
Unas 25 organizaciones de la sociedad civil se preparan para presentar los recursos legales durante los próximos días.
“Ya no aguantamos tanto paro de labores de los docentes que tienen sin clases a miles de niños en Honduras”, manifestó Martínez. “Pedimos al gobierno que busque una alternativa, una de ellas puede ser permitir al pueblo hondureño que analice el Estatuto del Docente”, agregó.
Representantes de miles de maestros del sector público de Honduras iniciaron el jueves negociaciones con una comisión del Gobierno que preside Porfirio Lobo para buscar solución a una crisis por una deuda que el Estado tiene con el Instituto de Previsión de los docentes.
Según dirigentes del Instituto de Previsión del Magisterio, el Estado le adeuda a esa institución unos $194 millones, aunque el Gobierno indicó esta semana que solamente son $94 millones, acumulados desde 2007.
El Gobierno incluso suscribió el pasado martes un acuerdo de pago en lo que resta del año entre las autoridades de Finanzas, Educación y el Inpremah, que las bases de los maestros rechazaron este jueves.
Lobo ha insistido en que no negociará con los maestros bajo medidas de presión y reiteró este jueves que no se le pagará a los docentes los días que hayan abandonado las aulas por protestar en las calles o en otras actividades ajenas a la enseñanza.
Además, el presidente nombró el miércoles una comisión para que dialogue con los maestros, integrada por el ex presidente Rafael Callejas, el ministro de Planificación y Cooperación Internacional, Arturo Corrales y el asesor legal de Casa Presidencial, Humberto Palacios.
El jueves trascendió que los maestros también le exigen al Gobierno un bono temporal de $630 cuya vigencia se vence este año, que les aprobó el ahora ex presidente de Honduras, Manuel Zelaya, quien fue derrocado el 28 de junio de 2009 cuando promovía una consulta para reformar la Constitución.
William Chong Wong, ministro de Finanzas, dijo que la mayor parte de la deuda al Inpremah se acumuló durante la administración de Zelaya y el gobierno de facto que presidió Roberto Micheletti, desde el golpe de Estado de junio de 2009 hasta el 27 de enero pasado.
En la protesta participan maestros de cuatro de los seis colegios aglutinados en el Inpremah.
El presidente del Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (Copemh), Jaime Rodríguez, dijo que esperan una “pronta solución” a la crisis en el magisterio.
Agregó que los maestros también exigen que “cese la represión” contra ellos por parte del Gobierno y la destitución del ministro de Educación, Alejandro Ventura, a quien Lobo le reiteró su apoyo el pasado martes.

Tegucigalpa
EFE
Ver comentarios