Ortega dispuesto a dialogar con las FARC
Enviar
Gobierno colombiano desautoriza gestión
Ortega dispuesto a dialogar con las FARC

Mandatario nicaragüense calificó de “hermanos” al grupo guerrillero de Colombia

Managua
EFE

Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, respondió ayer a sus “hermanos” de la guerrilla de las FARC que está dispuesto a conversar y dialogar “para aportar a la paz” en Colombia.
En un discurso pronunciado este miércoles por la noche (local) en Estelí, 149 kilómetros al norte de Managua, Ortega reaccionó a una carta que los rebeldes le enviaron el pasado 26 de junio para expresarle su interés de reunirse con él o un delegado suyo. En esa carta, que ayer leyó el líder sandinista, las Fuerzas Armadas
Revolucionarias de Colombia (FARC) expresaban su negativa a dialogar con el presidente colombiano, Álvaro Uribe.

“Nosotros tenemos toda la disposición a contribuir a este proceso de paz y le respondemos a los hermanos de las FARC que sí, que estamos dispuestos a conversar y dialogar para aportar a la paz en Colombia, que es el principal factor de inestabilidad de toda América Latina”, dijo Ortega.
Según el mandatario, “se está a tiempo y este es un buen momento para trabajar en una propuesta de paz”.
Aseguró que el Gobierno de Colombia debe admitir la formación de un grupo que actúe como testigo, apoyo o garante de los acuerdos que se puedan ir tomando en un proceso negociador con los movimientos guerrilleros colombianos y en particular con las FARC.
Insistió en que se ha impuesto la tesis del Gobierno de Colombia de que la solución en ese país es militar, y recordó que ante esto le ha dicho a su colega Uribe que se equivoca al señalar que van a liquidar a las FARC.
El presidente recordó que cuando el FSLN perdió algunas batallas en Nicaragua también Anastasio Somoza cantó victorias y repetía que los sandinistas estaban aniquilados y que eso lo hizo a pocos días del 19 de julio de 1979.
“No es por la vía armada que en Colombia que se va a llegar a la paz”, insistió el mandatario en un discurso que pronunció para respaldar a candidatos sandinistas a alcaldes de Estelí.
“Por eso le dije a Uribe que tiene que pensar seriamente en la solución pacífica”, agregó Ortega, sin precisar más detalles.
“Últimamente estamos observando que se puede perder la cabeza y que el Gobierno (de Colombia) esta diciendo que está a punto de una victoria militar definitiva sobre las FARC”, afirmó Ortega.
Sostuvo que los altos mandos militares de Colombia están hablando del fin de las FARC, pero indicó que “están equivocados” y que, e
n todo caso, estarán marcando “el fin de la estabilidad en Colombia”.
Ortega reiteró que Colombia es un foco de inestabilidad por el problema del narcotráfico, y que la forma de solucionar este asunto es que las fronteras de Estados Unidos sean cerradas a los narcotraficantes.
“Hay que cerrar las puertas a la distribución de la droga en los Estados Unidos y allí es donde nos encontramos con un sistema totalmente corrupto, porque si circula la droga allí, ¿dónde están la Policía, la DEA y las grandes capacidades tecnológicas?”, dijo.
Insistió en que tiene toda la disposición de apoyar una iniciativa seria en favor de la paz en Colombia, y aseguró que “esa es la respuesta” que da “al pueblo, al presidente Uribe y a las FARC”.
Por su parte el Gobierno colombiano notificó ayer al presidente nicaragüense, Daniel Ortega, que “no autoriza ni avala gestión alguna” suya ante una organización terrorista como la guerrilla de las FARC, al enviar una nota de protesta a Managua.
“Cualquier actividad que se desarrolle en tal sentido tiene que contar con la aprobación del Gobierno de Colombia”, advirtió en Bogotá el ministro de Relaciones Exteriores, Jaime Bermúdez.
La notificación de Colombia está conte
nida en una nota de protesta que Bermúdez envió a su par de Nicaragua, Samuel Santos, poco después de que asumiera el cargo ante el presidente Álvaro Uribe, en sustitución de Fernando Araújo, que el miércoles renunció al cargo por razones no conocidas.
En el mensaje, Bermúdez aludió a unas declaraciones de hace un día en las que Ortega aceptó entrar en contacto con los “hermanos” de las FARC para “aportar a la paz en Colombia”, que, según él, “es el principal factor de inestabilidad de toda América Latina”.
“El Gobierno colombiano no autoriza ni avala gestión alguna que pretenda adelantar el señor Ortega en relación con una organización terrorista, en este caso las FARC”, escribió Bermúdez.
El titular colombiano de Exteriores consideró que una eventual gestión de Ortega “constituiría una violación al principio de la no injerencia en los asuntos internos de los Estados”.
Tras protestar de manera enérgica por la opinión de Ortega sobre Colombia como factor desestabilizador, Bermúdez sostuvo que “las verdaderas amenazas para Colombia y la región son el narcotráfico y el terrorismo”.
En la misma comunicación, el canciller informó a su colega Santos que Colombia llevará este caso ante la Organización de
Estados Americanos (OEA), “por tratarse de situaciones que violan la letra y el espíritu de la Convención Interamericana contra el Terrorismo”,
Dijo, igualmente, que son manifestaciones que violan las resoluciones de la ONU sobre el mismo asunto.
Colombia también “recurrirá a los mecanismos nacionales e internacionales, y a la cooperación policial y judicial en la lucha contra el terrorismo para impedir que se adelanten actividades ilícitas”, continuó Bermúdez.
El canciller colombiano rechazó, asimismo, el tratamiento de “hermanos” dado por Ortega a los rebeldes de las FARC.
Con ello se viola el consenso internacional que existe sobre la lucha contra el terrorismo, agregó Bermúdez.
Es “ofensivo para la nación colombiana que se otorgue este tratamiento a los miembros de un grupo terrorista que comete crímenes de lesa humanidad, incluyendo el secuestro, el reclutamiento de menores, la utilización de minas antipersona y de armas no convencionales de efecto indiscriminado”, afirmó.

Ver comentarios