Foto 1
Enviar

Operadores de bonos conocen secretos de las tasas que la Fed no entiende

Olvidemos 2015. Para los operadores de bonos, el verdadero año será 2016. Durante años, el mercado de $12.600 millones de bonos del Tesoro de los Estados Unidos ha dado indicios –correctos- de que la Reserva Federal era demasiado optimista en sus perspectivas sobre la economía y las tasas de interés.
Eso no ha cambiado ahora por más que las autoridades se han acercado al punto de vista del mundo que tienen los operadores, lo que equivale a decir que no sería una sorpresa que el banco central no subiera los costos crediticios este año.
A pesar de la mejora de los rendimientos de las últimas semanas, los precios de los bonos siguen indicando que la inesperada desaceleración de la economía fue más que el resultado de alguna tormenta que hizo que los estadounidenses se quedaran en sus casas en lugar de ir a las fábricas en el primer trimestre.
Independientemente del momento en que llegue el primer incremento, los futuros indican que los operadores no consideran que las tasas superarán el 1% para fines de 2016, mientras que la Fed estima que serán de 1,87%.
Los funcionarios de la Fed “siguen siendo optimistas respecto de que sus políticas van a funcionar como esperan”, dijo desde Minneapolis Brandon Swensen, uno de los jefes de renta fija para los Estados Unidos de RBC Global Asset Management, que administra $35 mil millones.
“Lo que observamos, y lo que el mercado incorpora, es que habrá más de lo mismo”.
RBC pronostica que las tasas sólo subirán a 1% para fines de 2016, mientras que en la actualidad son de casi cero, por lo cual mantiene una mayor proporción de bonos del Tesoro de los Estados Unidos a corto plazo en relación con su referencia.
Desde 2012, cuando la Fed empezó a dar a conocer sus pronósticos, las autoridades han sobreestimado una y otra vez la fuerza de la economía.
Han reducido sus pronósticos en nueve de las últimas diez reuniones y recortaron los pronósticos sobre el nivel de las tasas a fin de año por lo menos medio punto porcentual entre 2015 y 2017.
En septiembre, la mediana de las estimaciones sobre tasas de la Fed para 2016 se acercaba al 3%.
Ahora es de menos de 2%, y está un punto porcentual por encima de lo que pronostica el mercado. Los operadores, por su parte, están divididos respecto de si el banco central podrá empezar a subir las tasas este año.
Ese pesimismo se ha visto reflejado en los rendimientos del pagaré a diez años, que aún están muy por debajo del pico más reciente de 3,05% del año pasado.
“La Fed tiene opiniones. El mercado tiene posiciones”, dijo Jack McIntyre, que contribuye a la administración de $45 mil millones en Brandywine Global Investment Management en Filadelfia. “Si los datos no indican una marcada mejora pronto, van a llegar a 2016”.
La presidenta de la Fed, Janet Yellen, dijo el viernes que sigue proyectando subir las tasas este año si la economía cumple con sus pronósticos y que el endurecimiento se hará de forma gradual.

Bloomberg

 

Ver comentarios