Nuevo desafío por competir
Enviar
Nuevo desafío por competir


El sector turismo del país asegura que su forma de pensar ya ha cambiado. Así lo anuncia LA REPUBLICA del lunes. Buena noticia, sin duda.
Entre tantos saldos positivos que pueda dejar la actual crisis, para quienes la viven trabajando fuerte y con mucha creatividad para innovar, este cambio del sector podría resultar no solo una tabla de salvación para enfrentar la merma en el ingreso de visitantes, sino una saludable ampliación del horizonte.
El nivel de actividad en las empresas turísticas entre diciembre y febrero pasados disminuyó un 33,1%, según revela la Cámara Nacional de Turismo. Esto obliga a los hoteleros a enfocar la atención también en los costarricenses y no solo en el visitante extranjero, especialmente el estadounidense.

El turista nacional hasta ahora no había sido considerado importante para el sector al punto de que los ticos prefieren en muchos casos ir de vacaciones a Panamá, San Andrés, Orlando u otros destinos, donde relativamente encuentra ventajas económicas especialmente en ciertas temporadas que, sin ser las más altas tampoco son malas.
Ahora, los nacionales aparentemente tendrán buenas ofertas para disfrutar sus vacaciones en territorio nacional. Sin embargo, las rebajas en las tarifas y paquetes deberán ser realmente importantes para competir con otros destinos.
Será un nuevo desafío para el sector el competir con lugares en el exterior, deseables para los costarricenses, sobre todo al compararlos con otros en territorio nacional cuyos precios son muy altos.
No obstante, el logro de este objetivo estará directamente relacionado sin duda, con descuentos verdaderamente considerables, ofertas que se cumplan a cabalidad y cambios en algunos productos para ajustarse a las preferencias y deseos de los nacionales.
El resultado, como decíamos, podría ser muy positivo. No es lógico que en un país en donde las distancias no son grandes, como en otros, y en donde un fin de semana incluso alcanza para visitar lugares privilegiados por su enorme belleza y riqueza natural, sus habitantes se vean privados o desmotivados para realizar turismo nacional debido a los altos costos.
Finalmente, el paso de la crisis a mejores tiempos, luego, debería encontrar al sector turístico de Costa Rica en total capacidad de atraer a los visitantes extranjeros tanto como a los nacionales, adaptando su oferta para cada grupo.

Ver comentarios