Logo La República

Domingo, 25 de agosto de 2019



EDITORIAL


Nuevas puertas al comercio

| Viernes 05 junio, 2009




El presidente Lula está interesado en que empresas de su país instalen sus plantas aquí para producir etanol y exportarlo a Estados Unidos e incluso a Brasil

Nuevas puertas al comercio

La visita del presidente de Brasil, Inácio Lula da Silva, al país, podría significar diversos acuerdos que esperamos beneficien a ambas naciones. Algunas de las ideas ya han sido esbozadas pero habrá que esperar a que se inicien las conversaciones y negociaciones con el Mercado del Sur (Mercosur) en la segunda mitad del año, cuando Tabaré Vásquez, presidente de Uruguay, asuma la presidencia del Mercosur y Oscar Arias la del Sistema de Integración Centroamericano (Sica).
No obstante, lo adelantado ya es que el presidente Lula está interesado en que empresas de su país instalen sus plantas aquí para producir etanol y exportarlo a Estados Unidos e incluso reexportarlo a Brasil.
Lo deseable sería que cuando se inicien las negociaciones en detalle entre ambos países, Costa Rica pueda obtener beneficio real sobre el producto, además del que se derive de la contratación de mano de obra y otros.
Por otra parte, entre los acuerdos comerciales a los que se llegó, se firmó uno de cooperación técnica para el control de estaciones de tratamientos de aguas residuales. Como sabemos, Costa Rica debe tomar serias e inmediatas acciones en un tema candente como es el hecho de que si bien disponemos de bastante recurso hídrico, existe un problema de administración y distribución, y serias dificultades de contaminación terrestre y marítima.
En el tema del agua, el acuerdo de cooperación técnica sería entre una empresa estatal brasileña (Sabesp) y el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA).
En fin, que las esperanzas están puestas, al menos por parte de los mandatarios hoy, en que el intercambio comercial se impulse y no solo para los dos países (Brasil y Costa Rica), sino en general entre el Mercosur y el Sica. Sin duda habrá muchos sectores de la economía nacional que podrían aprovechar esta nueva puerta al comercio si las negociaciones se realizan de forma adecuada. Lo deseable sería que tanto empresarios como el país en general se beneficien con ellas.