Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



EDITORIAL


Nueva tecnología en el Santamaría

| Lunes 15 octubre, 2007



Nueva tecnología en el Santamaría


La nueva tecnología que entró a operar en el aeropuerto Juan Santamaría el jueves anterior agilizará el paso de quienes transitan por esa terminal aérea, actualizando al país en materia de innovación migratoria, según informó LA REPUBLICA el viernes.
Se trata de un nuevo sistema que permite revisar los datos personales de quienes usan los aeropuertos internacionales en tiempo real, y que beneficiará a los turistas que nos visitan acortando su paso por el Santamaría.
Mediante la nueva tecnología pasará a la historia la tarjeta conocida como “landing” que el personal de Migración debía revisar una a una, puesto que ahora se corroborará la información directamente del pasaporte.
La nueva forma de operación para este procedimiento que consiste en un lector electrónico por donde se desliza el pasaporte, traerá seguridad, rapidez y ahorro en materiales, además de hacer más seguros los vuelos que salen del país e ingresan a él.
Por los importantes beneficios que esta tecnología aporta, es deseable que lo más rápidamente posible esté listo el software en el cual ya se trabaja, a fin de que se pueda universalizar el servicio en todas las terminales internacionales del país.
Pasos como estos son significativos en un destino como el nuestro, que se promociona en el mundo para crecer en la industria del turismo, pero será sin duda muy bien recibido también por los nacionales que deben hacer uso frecuente de nuestras terminales aéreas.
Esta buena noticia debe unirse a una labor sin pausa de seguimiento a los trabajos de ampliación del Juan Santamaría, a un cuidadoso diseño y planeamiento de los trabajos restantes y a la necesidad de proyectar más espacios y servicios, adicionales a los ya previstos, puesto que el crecimiento del turismo al país así lo requiere.
Esos futuros trabajos, para más ampliaciones, deben incorporar, además de la adecuada visión de mediano y largo plazo, mecanismos de contrataciones y supervisiones enriquecidos por la experiencia a fin de que sean cada vez mejores y menos expuestos a problemas y retrasos. El turismo, la principal industria del país, así lo exige.