Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 12 Agosto, 2016

No pudo caer en peor momento la derrota del Alajuelense con Belén, en una Catedral limpia en sus gradas.
Los fanáticos del León siguen sin perdonarle al club como un todo, la escasez de títulos en las últimas temporadas y han abandonado al plantel. Más complicado aún sostener la clientela si los que son leales a la divisa y asisten al Morera Soto, reciben a cambio presentaciones grises como esta última ante los belemitas.


De cara al clásico del próximo domingo, la irregularidad tan común en nuestros equipos le permite al Alajuelense, a pesar de sus flojas presentaciones ocupar el cuarto lugar de la clasificación. Con la derrota frente a Belén le cedió la tercera casilla al Cartaginés y está a seis puntos de distancia del puntero Saprissa, a quien recibe en su territorio, según dijo el técnico José Giacone, “para lavarse la cara”.
Nos parece que a los jugadores manudos y su cuerpo técnico, no solo les urge lavarse el rostro: necesitan limpiar todo el cuerpo del equipo porque con excepción de Patrick Pemberton, quien sigue salvando “la tanda”, en todas las otras líneas los rojinegros lucen frágiles e inoperantes.
Para enfrentar a Belén, de nuevo Giacone ordenó variantes en su formación estelar, algunas piezas fueron reservadas para el clásico y entonces no vimos a Salvatierra, Kenner Gutiérrez, Gabas y Ortiz; volvieron a la titularidad Mauricio Montero y Sibaja; jugó Luis Sequeira por la derecha, movimientos con los que el técnico erizo busca la fórmula mágica que todavía no encuentra.
Como dato estadístico curioso, Alajuelense sigue sin anotar en los primeros tiempos y este detalle se los está tragando mentalmente.
Contrario al entorno brumoso que habita en la jaula del León, llega al Morera Soto un Saprissa hinchado y poderoso como líder invicto del Invierno; como verdugo del campeón nacional y con su portería virgen en seis confrontaciones, lo que retrata una solidez de su retaguardia impresionante.
Carlos Watson ha movido sus jugadores con acierto, cuenta con figuras claves como Carvajal, Machado, Miller, Calvo, Guzmán, Angulo, Segura y Colindres y rota en otras posiciones a piezas que no rompen el engranaje del equipo. Caras nuevas como Cascante, Medina, Torres y Blackburn se han distinguido en los últimos partidos, de manera que llega el clásico con sus contendientes en situaciones contrapuestas.