Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 9 Noviembre, 2012

Como cualquier habitante futbolero de Concacaf repaso y repaso el calendario de la hexagonal y arranco diciendo que me agradó la ruta de Costa Rica, pero me parece mucho más atractiva la de Honduras.
Honduras es el único de los seis seleccionados que empieza con dos partidos en casa contra los “cocos” del área. Primero recibe a Estados Unidos y después espera a México.
Son dos partidos ideales y en frío para dar golpes de efecto, porque si los catrachos sobreviven a los dos favoritos de la hexagonal, prácticamente se montan en la clasificación y bien temprano. Si Honduras sale de este par de compromisos con seis o cuatro puntos, sería un arranque de película y se le van a facilitar los números en el evento.
Desde luego que las cosas pueden salir al revés y que Honduras pierda con rivales eventualmente superiores, pero siento que medirse con los dos grandes en casa y al inicio, es buena ventaja.
A Costa Rica no le fue nada mal.
Según los entendidos que usualmente son los que menos entienden, las dos selecciones más débiles de la hexagonal son Panamá y Jamaica. Para miles de miles de ticos, lamentablemente y hay que respetarles el criterio, la más débil es la nuestra.
Pero en todo caso y apegados a la historia para aferrarnos a algo válido, Costa Rica ha sido superior a Jamaica y Panamá en fútbol a través de los años, aunque ahora se hayan acortado las distancias. Basados en este argumento, enfrentar a las dos selecciones “más flojas” de la hexagonal en los tres primeros partidos, es también un handicap relevante.
Si seguimos con la lógica, tenemos que presupuestar derrota en Estados Unidos en la segunda fecha, de manera que para no ingresar de una vez al infierno, hay que ganar en Panamá, una victoria que es factible y que no está fuera de control.
Un buen arranque serían esos seis puntos con Panamá y Jamaica. Costa Rica no puede permitir que en esta hexagonal, canaleros y caribeños tomen aire. En principio, la lucha por el tercer lugar habrá que librarla con Honduras.
Jamaica se puede despedir rápido si pierde en México y Costa Rica, fechas uno y tres, pero puede limitar mucho a Panamá si la derrota en Kingston en la fecha dos.
Ese Panamá-Costa Rica inicial es clave; si se gana y Panamá cae en Jamaica empieza con dos derrotas, casi igual que Jamaica, lo que abre mínimo el repechaje para los otros cuatro protagonistas.

[email protected]