Logo La República

Martes, 13 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 18 septiembre, 2012



Esto lo escribió La Machaca.
“Si a la economía del país, le entraran, pero de verdad y no de mentirillas todas las inversiones que los presidentes de Costa Rica, desde 1970 hasta la fecha van a negociar a las naciones del primer mundo a las que son invitados e invitadas, no habría un solo hueco en carreteras, ni puentes Bailey”.
Con esa millonada de dólares que dicen los mandatarios (as), van a conseguir para que se inviertan en infraestructura, educación, desarrollo, equipos de seguridad, salud, patrullas, vehículos y demás yerbas que urgen en un país de quinto mundo, entonces sí que seríamos el país más feliz del mundo.
Sin embargo, nuestros jefes de gobierno viajan a China, Japón, Taiwán, Corea, Alemania, Francia, España, Canadá, Estados Unidos, Brasil y por ahí se consiguen una ambulancia, o una patrulla, o unas cuantas motocicletas, que un par de meses después están varadas en los patios del Tránsito.
Algo similar sucede en el deporte, pero en otro sentido.
No se dónde estaríamos o qué sucedería a lo interno, si cada uno de los que anuncian demandas, acusaciones, defensas y declaraciones incendiarias, cumplieran con su cometido.
Así de memoria y de las más recientes, me pareció escuchar a Luis Peraza anunciar varias demandas, luego de que fue sustituido como director del Icoder.
Me pareció escuchar a Mario Sotela anunciar un discurso caliente para explicarnos qué fue exactamente lo que sucedió con la salida de Jafet Soto.
También, Odir Jacques anunció conferencia de prensa para explicar los motivos de su sorpresiva salida como técnico del Herediano.
El buen amigo Jorge Ortega expresó públicamente que se había sentido herido en su honor y que demandaría a quienes lo quitaron como presidente de la UNAFUT, creo que por injurias, calumnias y difamación.
La verborrea entre Carlos Watson, Roy Myers y el dirigente Juan Carlos Román no pasó de encender un par de cachiflines.
Y es que, así somos los ticos.
¡Pura paja!
Tenemos pánico a la polémica, a la confrontación, a buscar la verdad de las cosas; no pasamos de amenazas y pocas veces llegamos a la raíz del cacho.
¿Se imaginan cómo estaría el ambiente futbolístico del país, si Sotela, Peraza, Odir y Ortega hubieran cumplido con lo prometido?
¿Se imaginan cómo estaría el país si nuestros presidentes, de verdad hubieran firmado las inversiones que anunciaron para justificar sus viajes?

[email protected]