Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 30 agosto, 2012



Empecemos por decir que estoy totalmente de acuerdo con la convocatoria de Cristian Bolaños.
Es un llamado que revuelca trapos sucios a lo interno del fútbol costarricense, trapos que pueden lavarse entre familia y con los que la selección mexicana nada tiene que ver.
Si la convocatoria de Bolaños es un premio que el jugador no merece; si Jorge Luis Pinto sienta un pésimo antecedente al llamarlo y su autoridad se fue al cajón de la basura; si con Cristian se ha actuado diferente o distinto que con otros jugadores; si la disciplina a lo interno del grupo se rompe; en fin, todo lo negativo que usted quiera ponerle o agregarle a la convocatoria del mediocampista, hay que dejarlo pasar. Debemos resolver este asunto entre familia; no ser más papistas que el Papa; no ponernos a jugar de éticos o moralistas cuando nos estamos jugando la participación al Mundial en Brasil; por favor, los invito a que nos hagamos “los majes” un rato, por una sola razón.
Contra México tenemos que alinear a nuestros mejores futbolistas y Cristian Bolaños forma parte de la elite nacional.
Desde luego que una Selección Nacional se debe conducir bajo normas y reglamentos, y quienes la integran en todo su organigrama asumen deberes, derechos y obligaciones.
Cristian Bolaños irrespetó esas normas y en su momento, cuando lo suspendieron, escribimos al día siguiente en este espacio, que más que un castigo, lo que Bolaños recibía era un premio, porque si él no quería venir a jugar con la Sele y desde aquí le dábamos unas vacaciones disfrazadas de castigo, se podía interpretar así.
Sin embargo, ha pasado el tiempo; el empate de Costa Rica jugando de local ante El Salvador puso la clasificación de la Tricolor a la hexagonal contra las cuerdas; Costa Rica está obligada a puntuar frente a México y urge de todo su ejército futbolístico.
En esta disyuntiva…
¿Qué sentido tiene autoflagelarse?
¿Por qué tenemos que cortarnos nosotros mismos las piernas?
¿Por qué debemos incendiar nuestra propia casa?
¿A quién le interesa o a quién le puede importar, fuera de Paso Canoas y Peñas Blancas, esta decisión de Pinto de convocar a Bolaños?
Estamos al frente de dos partidos cruciales con una de las selecciones nacionales más débiles de los últimos años. Reforzarla con un jugador costarricense de Champions League no debería provocar un polvorín doméstico.

[email protected]