Logo La República

Martes, 13 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 26 julio, 2012



Por algunos tramos de su partido de ayer, primero del campeonato, el Saprissa de Daniel Casas mostró que desea jugar al estilo del Barcelona de España. No como el Barcelona, porque no se puede, pero sí a su estilo.
Con jugadores técnicos en su medio campo como Tejeda, Golobio, Russell y Cancela y dos puntas que más bien asemejan ser mediocampistas, casos de Elizondo y Colindres, los morados enseñaron lo que proyectaron los analistas del torneo antes de su arranque. Una cintura saturada de talento y una ofensiva donde igual priva la técnica que la potencia física. Hubo acciones donde los locales coordinaron hasta diez o más pases cortos y, sin embargo, el destino final de tanta asociación no fue el éxito ofensivo, en tanto los tres goles fueron con acciones de balón detenido: tiro libre, penal y tiro de esquina, pero, los tres remates que el Saprissa pegó en los postes, de Elizondo, Colindres y Tejeda, sí fueron producto de esas asociaciones entre los talentosos mediocampistas. Este es el punto fuerte de los morados.
Finalmente debutó y jugó media hora el ariete brasileño, Ricardo Costa y pintó bien. Se lució con tres pases al mejor estilo Paté Centeno, que dejaron a sus compañeros Colindres y Tejeda de cara al gol. O sea, servicios con ventaja y no a la guerra. Sí se precipitó en un par de acciones donde quiso probar que también gusta del remate y lo hizo, cuando las jugadas estaban para más. Los seguidores del Saprissa tendrán que estar satisfechos con esta primera pincelada de su nuevo artillero del que urgen grandes cosas.
En cuanto a Pérez Zeledón, los discípulos de Jafet Soto no pudieron sostener una inesperada ventaja que les llegó en el desayuno del juego, gracias a un autogol “magistral” de Juan Manuel Morales, porque dos minutos después el anfitrión les empató el partido.
Los guerreros fueron una copia más borrosa del equipo de la campaña anterior, en tanto Francisco Calvo, muy buen defensa, no reúne la agresividad, explosividad y potencia física del que jugaba en su puesto; Kendall Waston; se perdió equilibrio en la cintura al marcharse Kenneth García, pero la ausencia que se palpa más notable es la de Héctor Sanabria en ataque. Ayer, Aguirre y Bostal no pesaron; los dos Monge, igual de buenos como siempre; Ariel Rodríguez no estuvo a tono y la tripleta defensiva floja por el centro, de ahí tanto que tuvo que atajar Adrián de Lemos con la ayuda de sus postes.

[email protected]