Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 22 Septiembre, 2011


La posibilidad de que Pablo Gabas sea convocado a la Selección Nacional es muy buena noticia; no dudamos de que Luis Antonio Marín, su compañero de equipo en varias temporadas, lo recomendará ante Jorge Luis Pinto y si el técnico consulta con Paulo Wanchope, el otro asistente igual apoyará la cita.
En todo caso, también Pinto lo conoce bien, de manera que la convocatoria de Gabas no está segura, ni menos confirmada, pero se da por un hecho, ojalá de una vez para el partido amistoso contra Brasil.
Decíamos recientemente que el equipo que nos puso Estados Unidos en California en el último juego amistoso que ganó Costa Rica, parecía las Naciones Unidas y sobraban en la formación titular los apellidos latinos. México tiene brasileños, Italia, argentinos; Francia, africanos; España, suramericanos; igual Inglaterra que nacionaliza a jugadores de sus antiguas colonias.
Entonces… ¿por qué Costa Rica no puede contar con Gabas?
¡Claro que va a contar con Gabas!
Y Pablo será un refuerzo y un elemento vital en un medio campo que no carburó en la etapa de Ricardo La Volpe, pues el pueblo se la pasó añorando a Walter Centeno, un veterano que por cierto, tampoco está descartado de un eventual retorno a la tricolor.
Pinto convocará viejos, intermedios y jóvenes.
Para los primeros, van a influir mucho los consejos o las consultas a los mundialistas Wanchope y Marín; perfectamente se puede dar un giro en la próxima nómina del seleccionado y veamos caras conocidas pero “viejas” hasta ahora descartadas.
Que esto sea un retroceso queda a interpretación del cuerpo técnico.
Pero, nos interesa Pablo Gabas más que Centeno y otras viejas glorias y si el manudo llega al equipo de todos, todos vamos a salir ganando, pues es un futbolista muy bien dotado, inteligente, polifuncional, que igual juega de volante de marca; volante mixto; perfectamente cumple funciones de diez y es también ariete.
Pablo Gabas será un gran fichaje para la Selección Nacional y no deja de ser emocionante imaginárselo formando una cintura con Bryan Ruiz y Cristian Bolaños, nuestros dos referentes en posiciones similares que juegan en el extranjero, como una opción fresca, novedosa y refrescante, en una zona donde la tricolor se vio corta y limitada en los partidos que dirigió el hoy escondido técnico del Bánfield de Argentina.


[email protected]