Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 6 Abril, 2011


Agradeciendo nuevamente las atenciones del matrimonio costarricense de los doctores Manfred Baumgardner y su esposa, Mariela, hijo menor de mi inolvidable amigo, Memito Baumgardner, fallecido hace tres años y nuestra querida Ana Elena y lo mismo la familia de Mariela, una excampeona de natación del Tennis Club.
Bueno, el día del juego inaugural el estadio estuvo casi lleno; en sus alrededores antes del juego los jóvenes bebían desaforados cerveza en los pubs que rodean al coliseo, todo el comercio abierto y lleno como en Tiquicia.
La ceremonia inaugural giró sobre la figura legendaria de Bob Feller, un Salón de la Fama de los Indios, pitcher sensacional que murió en diciembre pasado a los 92 años.
Su anciana esposa, Anne, puso una bola en la Lomita y todos los Indios salieron al campo con el numero 19 de Feller. Se desplegó un póster gigante y una camisa del jugador; se elevaron centenas de globos multicolores; desfilaron representaciones de las fuerzas armadas y un coro gigante de niños cantó el Himno Nacional.
Fueron presentados los jugadores de los dos equipos; Ozzie Guillen y Manny Acta, dos managers latinos de Chicago y Cleveland, respectivamente se estrecharon la mano, se desearon suerte y a las 3.15 de la tarde, hora exacta se cantó el !play ball!
!La temporada de 162 juegos daba inicio!
Los Indios salen al terreno de juego y la multitud ovaciona a su nuevo ídolo: el coreano Shin-Soo Choo al grito de Choooooooooooooooo.
Lanza por los Indios, Fausto Carmona, un apostador fuerte de la desconcentración y llegó descontrolado.
Su primer lanzamiento fue strike y luego perdió el control. En el tercer inning ya La Tribu perdía 14 a 0. ¡Vaya juego inaugural! Jonrones de Adam Dunn y Carlos Quentin, quien llegó endemoniado. Muchos seguidores de los Indios abandonaron el estadio y otros cogieron la paliza a vacilón. Aquello era una práctica de bateo de los White Sox.
¡Qué mal la Tribu!
Cansado de ver entrar carreras, alcé la vista para otro lado y observé los banderines gigantes que honran los pocos logros de La Tribu.
Campeones Mundiales: 1920 y 1948
Campeones Liga Americana; 1954, 1995 y 1997. Fueron a la Serie mundial.
Campeones Divisionales: 1996, 1998, 1999, 2001 y 2007.
Recordé los viejos y gloriosos tiempos cuando La Tribu reinaba en su División, sobre todo de 1995 a 2001.
Seguimos mañana.

[email protected]