Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Miércoles 12 enero, 2011



La formación que presentó el Saprissa en su primer partido del campeonato, donde aplastó a San Carlos 3-0, se configuró con diez hombres que fracasaron en la temporada anterior.
La única cara nueva y no tan fresca, pues fue jugador del equipo, fue la del volante de marca Saúl Phillips. Todos los otros futbolistas terminaron en la posición once del certamen anterior.
¿A qué se debió el cambio?
¿Por qué con los mismos jugadores el Saprissa ganó con solvencia? ¿Tiene algo que ver en esto el trabajo del nuevo técnico, Juan Manuel Alvarez?
De todo un poco, pero básicamente de lo que se trata es que el Saprissa volvió a la normalidad y los toros igual cumplieron con su viejo rol de seguras víctimas en el Ricardo Saprissa.
Bajo cualquier circunstancia un partido entre Saprissa y San Carlos en Tibás, debe ganarlo el Saprissa y el domingo se cumplió con un acto formal y normal.
El hecho de que se dejara en reserva a las otras adquisiciones del equipo y solo fue titular Saúl, puso nerviosos y ansiosos a los seguidores del Monstruo que generosamente llenaron las instalaciones, durante la primera parte.
El Saprissa mostraba las dudas de la temporada anterior; en las gradas, los fanáticos deseaban ver en la cancha a su ídolo, Alonso Solís y desde luego, a los nuevos fichajes. De no ser el acostumbrado remate libre de Walter Centeno, genial como siempre en esa acción que incluso ha dado títulos de campeón a los morados, el partido perfectamente pudo enrumbarse a un final en blanco y entonces, el técnico Alvarez estaría hoy respondiendo por qué no alineó a las nuevas contrataciones.
El gol del Paté quebró el juego a favor del Saprissa, que después liquidó con solvencia y confianza, pero la herencia que deja esta presentación del Monstruo, es que no era tan malo el equipo de Roy Myers, ni tan deficiente el “Maravilloso” como entrenador.
Con estos mismos diez jugadores, Saprissa se hundió por diferentes circunstancias, responsabilidad de todos, pero por lo visto en la jornada inaugural, no fue que Fausto, Loaiza, Mena, Blanco, Alemán y Castillo se transformaron de mediocres figuras con Myers a estelares valores con Alvarez. El Saprissa que goleó a San Carlos es el mismo que fracasó en el Invierno, con un par de retoques.
Sin duda que para el gran cambio que esperan sus seguidores, habrá que recurrir poco a poco a los rostros nuevos.

[email protected]