Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 28 Abril, 2010


Repasemos a los semifinalistas.
Saprissa cuenta con una zona defensiva experimentada, de mucho colmillo y acostumbrada a las grandes instancias. Para series cortas y decisivas, tener a Núñez, Jervis, Cordero y Douglas es una gran ventaja.
Nos parece que a ellos les sobrará margen de maniobra para atrapar una artillería que se quedó sin dos de sus principales rematadores: Fernando Sequeira y Eneas da Conceiçao. Le será muy difícil a Johan Venegas, solo arriba aunque acuerpado por magníficos y jóvenes mediocampistas, superar la barrera morada que además, cuenta con Keylor Navas atrás.
Por ahí, Santos entra perdiendo.
Pero igual, creemos que la retaguardia que lideran Freddy Fernández y Saúl Phillip, acompañados del brasileño Dóuber da Silva, que se jugó un partidazo el domingo y que podría encargarse de enjaular a Alejandro Sequeira, está capacitada para frenar el ataque morado, que se ha visto limitado desde que Josué Martínez se olvidó de la red.
Uno supone que la jerarquía de Walter Centeno y de Michael Barrantes, los mejores en su posición, más la marca madura del joven Fernando Paniagua, debe superar en la mitad de la cancha, el talento de los fogosos y técnicos mediocampistas guapileños, muy buenos ellos: Carlos León, Alonso Salazar, Ariel y Osvaldo Rodríguez.
Lógico que Saprissa sea favorito.
La otra serie está más pareja, no solo porque se cierra en Ciudad Quesada, sino porque los rivales cuentan con zonas de poder más equilibradas.
Los porteros sancarleños son garantes, tanto Donny Grant como Ronny Fernández. La retaguardia de los toros es su punto más fuerte. Nada más sume nombres: tres candados adelante: Geiner Segura, Carlos Acosta y Manfred Russell y cinco atrás; Edder Munguío, Ricardo Harris. Mario Bello, Carlos Picado y Daniel Alvarado.
Para saltar este muro hace falta mucho más que la velocidad de Argenis, Ureña y Solórzano. Será urgente para la Liga que sumen los hombres de los costados: Clark, Sancho, Meneses, Estrada. Por aquí puede entrar el triunfo rojinegro, tiene mucho mejores carrileros que San Carlos; además, Gabas pesa más que Sánchez.
Daniel Casas va a jugar tenis; va a jugar al error del contrario. Se va a atrincherar y sabe que una fuga de Cunningham o una locura individual de Juan Vicente Solís, puede que sea suficiente.
La serie es de pronóstico reservado.

[email protected]