Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 9 Diciembre, 2015

A pocas horas de que se inicie la última jornada de la fase de clasificación del Torneo de Invierno, queremos seleccionar un equipo ideal entre las formaciones de los cinco equipos que están en zona de buscar las semifinales.
Como portero seleccionamos a Patrick Pemberton del Alajuelense; sin objeciones, el mejor del campeonato nacional, reforzada su enorme temporada con su trabajo en la Selección Nacional, como titular ante la ausencia del consagrado, Keylor Navas.


La tripleta de defensores centrales la armamos con Adolfo Machado del Saprissa, Esteban Maitland de Limón y Jamesson Scott del Cartaginés, dentro de un esquema 5-3-2. El canalero es el capitán del Monstruo y su espíritu guerrero y ganador lo hacen indispensable en la formación de Carlos Watson. Jamesson se hizo grande con la UCR antes de pasar a la Vieja Metrópoli y pide espacios a gritos en el equipo Tricolor. Esteban es un joven veterano con trayectoria, también fue celeste y hoy como capitán lidera la retaguardia verde.
Por el carril derecho seleccionamos a José Sánchez del Herediano y en el otro costado a Ronald Matarrita del Alajuelense. El “fenomenito” como bautizamos a José desde que jugaba con la U es un generador de fútbol y de pases de gol impresionante. De Matarrita hay poco que decir con lo que ha mostrado en sus pocos meses de estelaridad, que lo llevó incluso a ser titular en el equipo de todos.
Como mediocampistas de marca y recuperadores, David Guzmán del Saprissa y Randall Azofeifa del Herediano, indiscutibles hoy en sus equipos y en el seleccionado nacional. Guzmán es el mejor jugador del Monstruo hace rato y lo de Azofeifa, un retorno a la practicidad y madurez futbolística.
Como “diez”, Mauricio Castillo del Cartaginés, jugador talentoso que se ha echado a los brumosos al hombro en varios partidos sin muchos compañeros de fuste a su lado.
Binomio de ataque: Josimar Pemberton de Limón y Ariel Rodríguez del Saprissa; el primero picante, explosivo y con gol, y el morado, romperredes del campeonato.
Técnico de este equipo ideal: Horacio Esquivel de Limón, todo un motivador, soñador, sicólogo, que llevó a los del Atlántico a la cima en un club con demasiados problemas internos que don Horacio, con inteligencia, logró separar en el desarrollo y desenvolvimiento de su querida “Tromba”.