Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 19 Junio, 2015

Montreal. Faltó poquito para clasificar a la segunda fase y paradójicamente, Costa Rica fue de menos a más, pero perdió el partido que en ofensiva jugó mejor.
Si repasan nuestros comentarios desde esta espectacular ciudad, mezcla estadounidense y europea y repleta de chinos, como la mayoría de las urbes estadounidenses, después de empatar el juego con España, le señalamos al equipo de Amelia Valverde dos carencias. El mediocampo no sostenía la pelota y en ataque no se ocasionaba el menor peligro, dado el aislamiento de la que fue única delantera ese día, Carolina Venegas.


Nos parece que la entrenadora le entró con cautela a la competencia y formó contra la furia roja un 4-5-1, con el dilema de que las cinco de la cintura no sostuvieron el balón y la única delantera fue fácil presa de la retaguardia ibérica.
Se tuvo el acierto de empatar el partido apenas dos minutos después de que España abrió el marcador, gol gestado por Lixy Rodríguez y cerrado a la red por Raquel del mismo apellido.
Una portera fuera de serie como Dinnia y una retaguardia muy ordenada, que fue la gran virtud de las ticas en los tres juegos del grupo, sostuvo el resultado, pero había que mejorar.
Amelia hizo una correcta lectura de su equipo y frente a Corea del Sur agrupó más el ataque, alternando de posiciones a las volantes, María Barrantes, Shirley Cruz y Cristin Granados, con la misma Raquel que se vio más acompañada. Así le metimos a las coreanas dos goles.
Contra Brasil, lógicamente que el cuerpo técnico jugó con un ojo puesto en el España-Corea que podía definir la clasificación costarricense. Empatarle a Brasil no era un resultado conveniente, porque obligaba a varias combinaciones de marcadores para que la Tricolor clasificara. Además, Brasil se empeñó en ganar el partido y apretó de lo lindo, obligando a Dinnia Díaz a un trabajo espectacular. Por eso fue que vimos una Sele más agresiva en ofensiva y más arriesgada en defensiva, pero el gol a favor no cayó y lo pudieron lograr Raquel, Melissa, Katherine, todas con opciones de conquista.
Con el juego abierto, en tres minutos fulminantes, cayó el segundo gol de Corea y enseguida el gol de Brasil y se terminó la participación física de Costa Rica en este Mundial, pero las cosas tan buenas que mostró este grupo deben proseguir en los Panamericanos de Toronto donde pueden culminar con éxito, sucesos relevantes que se construyeron en esta competencia universal.

[email protected]