Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 2 Junio, 2015

Eduardo Li no será reelecto presidente de la Federación Costarricense de Fútbol. Es lógico.

En agosto es la Asamblea en la que se elige a su sucesor y brotan los candidatos como zancudos en junio.
Nos dicen que Jorge Hidalgo, actual vicepresidente de la Casa de los Sustos, dijo llanamente que el próximo jerarca es él. Sus adversarios, que los tiene, por su polémica personalidad, afirman que ni la Liga, el club de sus amores, votaría por don Jorge.


Otro candidato que se lanzaría, aún se desconoce si con paracaídas, es el presidente de la Comisión de Selecciones, Adrián Gutiérrez, uno de los dirigentes con más poder en la era del Chino Li.
El abogado Julián Solano, presidente de la Unafut, asomó la nariz y desea buscar el puesto. Su paso por el cuerpo que mueve el campeonato ha sido del agrado de los representantes y puede presentarse como candidato de paz y consenso.
Sin embargo, los entendidos en la materia aseguran que el nuevo presidente de la Federación lo va a nombrar Juan Carlos Román, recién despedido de sus funciones en el Proyecto Gol, pero con un poder absoluto sobre la mayoría de los asambleístas. Este federativo controla el voto de más de 15 asambleístas lo que le permite espacio y margen para negociar. Juan Carlos Román puede decir sin que le tiemble la voz que el sucesor de Eduardo Li, lo escoge él.
Retornando con el señor Hidalgo, me sorprendieron dos de sus respuestas en una de las entrevistas que dio, pocas horas después de la detención de Li.
Diario Extra le preguntó: ¿Pudo haber lavado de dinero por medio de la Federación?. Respondió: “Sé que en la acusación hay un monto fijo de $27.500 de una cuenta que salió de Miami para Nueva York y de esta ciudad al Banco Lafise a una cuenta de la Federación. Nosotros no tenemos la menor idea, en todo caso hemos ordenado que todo lo que tiene que ver con la empresa Traffic se empiece a recopilar”.
Nueva pregunta: ¿Ya identificaron el depósito de los $27.500?.
“No lo sé, a esta hora lo que sé es lo que dice la acusación del año 2012 y hay que buscarlo, profundizar, cuando fue la transferencia, con motivo de qué y si hay un papel que la justifique”, agregó el dirigente.
Pregunta Tano: ¿No les suena esto a tremendo desorden de la tesorería de la Federación? ¿Cómo fue que al día siguiente, aparecieron todos estos papeles como por arte de magia?
¿Curioso, no?

[email protected]