Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 13 Marzo, 2015

La sanción de Concacaf a Patrick Pemberton ha tenido consecuencias negativas para Liga Deportiva Alajuelense.
Si bien es cierto la patrulla de Óscar Ramírez ha sobrevivido en la competencia de clubes más relevante del área y está en zona de clasificación en el Verano local, los 15 goles que ha recibido la defensa del León en el torneo, la convierten en una de las más vulnerables en competencia.
De los 12 clubes en brega, la retaguardia manuda es superada en tan negativo promedio solo por otros cinco clubes, de manera que hay seis nóminas con mejor defensa que los erizos, mediocre cartel.
Pemberton ha ejercido un liderazgo innegable en el Alajuelense; ha sido el mejor portero del campeonato en las últimas ediciones y sus grandes jornadas lo convirtieron fácilmente en mundialista.
Está a la sombra de Keylor Navas, un fuera de serie, pero las hazañas del Alajuelense y el acaparamiento de títulos de Óscar Ramírez se deben en mucho a la seguridad y confianza que ofrece Patrick debajo de los tres tubos.
Se ha hecho evidente que defensores como Gutiérrez, Acosta, López, Palma, Sancho, Peralta, Soto y otros, no es que lucen huérfanos en la parte baja de la Liga, pero es notorio que no actúan con el mismo aplomo, seguridad y confianza que cuando tienen a Pemberton a sus espaldas.
Repasen que Alajuelense ha recibido 15 dianas en contra y el Herediano solo 7; analicen como el Machillo Ramírez se molestó porque el Santos les metió dos goles en tres llegadas este miércoles.
Recordemos como el D.C. United les anotó dos veces en el Morera Soto y pudieron fácilmente aumentar la cuenta, pues entraban con suma facilidad en la retaguardia eriza.
Cuando un equipo cuenta con un portero que ejerce tanto liderazgo en el grupo como Patrick Pemberton en la Liga, su ausencia pesa a pesar, valga la redundancia, de la buena calidad de sus porteros suplentes.
Nos parece que Dexter Lewis no tiene que demostrarle nada a nadie después de tan larga y exitosa trayectoria, como uno de los porteros más regulares y eficientes del fútbol nacional. Alfonso Quesada es muy buen portero de complicada personalidad, de manera que tanta grieta en la retaguardia rojinegra pasa mucho por aspectos mentales, como los que hoy tienen hundido por ejemplo al Real Madrid.
Con Patrick de pie en la portería del León, su retaguardia se refuerza futbolística y anímicamente; su ausencia se nota y resiente porque 15 goles en contra son demasiados, sobre todo en un equipo que como la Liga basó su éxito reciente en la solidez de su retaguardia.

[email protected]