Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 22 Enero, 2015

¿Podrá Mauricio Wright armarle un equipo a Cristian Lagos?
Decimos esto porque Óscar Ramírez en la Liga y Ronald González en el Saprissa no lo pudieron hacer.
El prolongado éxito de Lagos en el Santos es que el equipo juega para él; Cristian es un jugador atípico, letal en el área, de cabeza, de derecha, de izquierda, con un olfato de gol natural que le permite ubicarse en posiciones claves para devolver a los cordeles rechazos de porteros y postes.
A este “Matador” hay que jugarle y tácticamente cuesta insertarlo en una formación. Le toca ahora al técnico del Herediano, intentarlo, porque al goleador santista le será complicado a estas alturas de su carrera deportiva cambiar su forma de juego y estilo.
Ni el Machillo, ni el “Carasucia”, pudieron lograr que Lagos jugara como el resto del equipo, de ahí su paso efímero por dos de los clubes grandes. Ahora este educado futbolista, llega a probar fortuna en el tercero de los grandes y probablemente va a topar con idénticas limitaciones a menos que don Mauricio obre el milagro.
Por ejemplo: si comparamos el fútbol de Cristian Lagos con el de Mambo Núñez, hallaremos características diferentes; son dos delanteros distintos. Tan distintos como Daniel Quirós y Luciano Bostal, que jamás pudieron hacer yunta en el Cartaginés.
En cambio, las características de Lagos con Brunet Hay no son tan diferentes, y ya vimos como el espigado ariete canalero no pegó en el Team y acaba de ser cedido a Belén, curiosamente para dar espacio a Cristian.
Lagos no es de acarrear balones y montar un contraataque al lado de Esteban Ramírez, Elías Aguilar y Yendrick Ruiz. Tampoco esperen que se convierta en un socio idóneo para José Sánchez, Esteban Granados y José Luis Cordero en la media del equipo.
Su fútbol es de área, es en el área, es de esperar y no de construir, de manera que será todo un desafío para Wright, insertar a este nato goleador en la formación del Team y ponerlo a jugar con éxito al lado de Yendrick Ruiz, misión que no lograron ni Brunet Hay, ni Olman Vargas, dos arietes de características técnicas similares al recién llegado.
Le deseamos mucho éxito a Cristian Lagos en el Herediano; le tenemos un profundo respeto a este profesional del fútbol, por su comportamiento dentro y fuera del terreno de juego.
Su paso por el profesionalismo no le ha sido benévolo, no le ha sido complaciente. Es hora de que la bonanza toque su puerta.

[email protected]